Salud

El fraude de Mascarillas Béjar: Sanidad ordena la retirada de sus quirúrgicas y al menos dos de sus FFP2 son falsificadas

Entre los modelos ilegales están miles de cubrebocas que se distribuyeron en Fitur. La empresa asegura en su web que ha vendido más de 40 millones de unidades.

Imagen de 3 modelos de mascarillas Béjar

Modelos de mascarillas Béjar irregulares. CV

Ni «las mejores mascarillas de España» ni tan siquiera fabricadas en España. La empresa Mascarillas Béjar, que surgió tras la pandemia y ha estado defendiendo la producción patria, está vendiendo mascarillas falsificadas y con problemas «de fabricación y trazabilidad».

La empresa que asegura en su web haber vendido más de 40 millones de unidades distribuye como españolas mascarillas fabricadas en China y con un certificado CE falso, según han confirmado a El Independiente el organismo notificador y la Dirección General de Consumo. Además, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha alertado este jueves de irregularidades en sus quirúrgicas y ha pedido su retirada.

Esta compañía, una de las que más publicidad ha hecho durante la pandemia, asegura haber hecho negocio con más de 10.000 empresas y administraciones, entre ellas la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León. Esta última anunció en junio de 2020 la compra a esta empresa de tres millones de mascarillas por 1.350.000 euros.

Entre las empresas privadas a las que Mascarillas Béjar ha servido productos figuran Air Nostrum, Atos o HM Hospitales. Entre los compradores están también Cruz Roja e Ifema.

FFP2 fabricadas en China y con marcado CE falso

Miles de mascarillas FFP2 falsificadas las distribuyó la empresa en al menos dos ferias celebradas en Ifema esta primavera – Fitur, la mayor feria nacional de turismo, y Estampa, la primera feria de arte que se celebró tras la pandemia – . Solo en Fitur, Béjar, habitualmente colaboradora de Ifema, anunció la distribución de 30.000 mascarillas.

Tal como se puede observar en las fotos, la mascarilla en la que aparece la marca “Béjar” incluye el certificado CE 0370. El CE (marcado obligatorio para que un producto pueda ser comercializado en la Unión Europea) va acompañado de cuatro dígitos que corresponden a un organismo autorizado. En este caso, el 0370 corresponde a Laboratorios Applus, que confirmó a El Independiente que su división al respecto “LGAI Technological Center S.A. (NB 0370) no había certificado las mascarillas con referencia MZC-KZ para esta empresa”.

El certificado sí correspondía a otra compañía, en este caso china, para la que el laboratorio sí había certificado mascarillas. Se trata de Mezorrison Health Science & Technology (Shenzhen) Co., Ltd. Desde Applus, aseguran a El Independiente que tras ver la falsificación del certificado lo trasladaron a la Administración. “Le informamos de que nos hemos puesto de inmediato en contacto con la autoridad competente al recibir su consulta”.

Así mismo, el organismo aclaró a este diario que Mascarillas Béjar no podía poner el nombre de su marca en unas mascarillas fabricadas por otra empresa porque para ello debería “haber solicitado una extensión de certificado al mismo organismo y no lo ha hecho”, como confirmaron a El Independiente desde Applus.

Mascarilla rosa falsificada de la web
Modelo falsificado a la venta en su web el 30/7/2021

Pero no sólo este modelo ha sido falsificado. El Independiente ha podido saber, a través de la Dirección General de Consumo, que la Comunidad de Madrid ha prohibido la comercialización de la mascarilla BEJAR “FFP2 NR” con Organismo notificado 0598 «por documentación manipulada». La prohibición se sustancia en «la sospecha de que el producto sea inseguro».

El organismo notificado 0598 ha confirmado a Consumo que Mascarillas Béjar ha manipulado el certificado emitido por ellos para otra empresa.

Consultada por este periódico para contrastar la información, Mascarillas Béjar declara que son acusaciones «rotundamente falsas».

Alerta de Sanidad por»»deficiencias» en sus quirúrgicas

Tampoco las mascarillas quirúrgicas que está distribuyendo la compañía cumplen con las exigencias legales y este mismo jueves la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido una alerta en la que solicita la retirada de las mascarillas quirúrgicas “Mascarillas Béjar” por “deficiencias en la fabricación y trazabilidad de los productos”.

Fuentes del Ministerio concretan a El Independiente que las deficiencias se refieren a que «la instalación de fabricación no reúne los requisitos que garanticen las condiciones ambientales para la fabricación de productos sanitarios y el sistema de calidad no permite identificar la trazabilidad de los materiales de acondicionamiento utilizados en la fabricación».

Sanidad hace referencia a las mascarillas quirúrgicas de Mascarillas Béjar en cuyos envases figura “Manufacturing textiles de Béjar S.L. Carretera Ciudad Rodrigo 25 37700 Béjar (Salamanca)” como fabricante de las mascarillas y confirma a El Independiente que se trata de «todas las mascarillas quirúrgicas fabricadas por esta empresa».

Esta compañía forma parte del conglomerado de empresas alrededor de la marca y figura en el registro mercantil como “Intermediarios del comercio de textiles, prendas de vestir, calzado”. La empresa tiene el domicilio social en la misma dirección de Pozuelo de Alarcón en la que se ubican la empresa que lanza las mascarillas, Mahupa 1941 S.L., Textiles Sanitarios Iberia (por la que Mahupa cambia su nombre el pasado 15 de julio) o ICW Holding, la empresa matriz.

En respuesta a la consulta de El Independiente, la compañía asegura que «quiere desmentir que cualquiera de las mascarillas fabricadas y vendidas bajo su marca puedan suponer el más mínimo riesgo para la salud». Achacan los problemas con la AEMPS a que «debido al traslado al nuevo centro de producción, se está tramitando la licencia la AEMPS» pero aseguran que «cumplen con todas las normas sanitarias europeas».

Mascarillas Béjar ha lanzado en los últimos meses otros productos como mascarillas transparentes y ha anunciado el lanzamiento el próximo 4 de agosto de otra mascarilla compostable, supuestamente ambas de fabricación española.

Problemas con las mascarillas desde el inicio de la epidemia

La falsificación de mascarillas fue uno de los problemas que sufrió España especialmente al inicio de la epidemia, cuando el país se quedó sin mascarillas y sin otros productos sanitarios como batas o guantes.

Hasta el pasado junio, el Ministerio de Sanidad había emitido 58 alertas sobre mascarillas ilegales, aunque el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPI (OESP), Francisco Sánchez, declaró a El Independiente que «esas 58 alertas deben ser la punta del iceberg. No todas las mascarillas que no funcionan devienen en una alerta. Hay veces que el certificado está bien, pero si analizas el producto en un laboratorio puede que no cumpla».

Te puede interesar

Comentar ()