Salud

Oxford usa la tecnología de su vacuna del Covid para desarrollar una contra el cáncer

Producción de la vacuna de coronavirus en Oxford

Producción de la vacuna de Oxford. Steve Parsons / PA Wire / Dpa

El ingente trabajo científico alrededor de las vacunas del Covid puede tener beneficios más allá de la pandemia. Así lo están demostrando científicos de la Universidad de Oxford y del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer con el desarrollo de una vacuna frente un tipo de cáncer de pulmón (carcinoma pulmonar no microcítico) cuyos ensayos en ratones han mostrado resultados satisfactorios.

Los investigadores han utilizado el vector viral de la vacuna de AstraZeneca (desarrollada en Oxford) para generar respuestas antitumorales eficaces y, en combinación con inmunoterapia, reducir el tamaño del tumor y aumentar la supervivencia. De momento los resultados se han conseguido en modelos de ratón pero esperan arrancar un primer ensayo clínico en humanos de este fármaco a finales de 2021 con 80 pacientes. Los resultados se publican en la Revista para la inmunoterapia del cáncer.

Esta vacuna terapéutica se ha diseñado en dos dosis y, al ser probada en modelos de tumores en ratón, demostró ser capaz de aumentar los niveles de células T antitumorales que se infiltran en los tumores y aumentan la eficacia de la inmunoterapia. Lo compararon con la inmunoterapia sola y la vacuna logró reducir más el tamaño del tumor y mejorar la supervivencia de los ratones.

La inmunoterapia contra el cáncer, que convierte el propio sistema inmunológico del paciente en contra de un tumor, ha dado lugar a mejoras notables en los resultados de algunos pacientes con cáncer. La inmunoterapia anti-PD-1 actúa quitando los frenos de las células T antitumorales para permitirles matar las células cancerosas. Sin embargo, a pesar de este éxito, la terapia anti-PD-1 es ineficaz en la mayoría de los pacientes con cáncer.

Esa ineficacia se debe a que muchos pacientes tienen niveles bajos de células T antitumorales y la tecnología de vacunas de Oxford, utilizada en la creación de la Vaxzevria, genera fuertes respuestas de células T CD8 +, que son necesarias para obtener buenos efectos antitumorales.

El equipo desarrolló una vacuna terapéutica contra el cáncer de dos dosis con diferentes vectores virales primarios y de refuerzo, uno de los cuales es el mismo que el vector de la vacuna COVID-19 de Oxford-AstraZeneca. Con el fin de crear un tratamiento de vacuna que se dirija específicamente a las células cancerosas, la vacuna se diseñó para atacar dos proteínas de tipo MAGE que están presentes en la superficie de muchos tipos de células cancerosas

El estudio, que fue realizado por el grupo del profesor Benoit Van den Eynde en el Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford en colaboración con los coautores Adrian Hill e Irina Redchenko en el Instituto Jenner de la Universidad. Van den Eynde, profesor de inmunología tumoral en la Universidad de Oxford, miembro del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer y director del Instituto de Duve, Bélgica, explica que “las proteínas MAGE tienen una ventaja sobre otros antígenos del cáncer como dianas de vacunas, ya que están presentes en una amplia gama de tipos de tumores. Esto amplía el beneficio potencial de este enfoque para las personas con muchos tipos diferentes de cáncer».

«Lo que es más importante para la especificidad del objetivo, los antígenos de tipo MAGE no están presentes en la superficie de los tejidos normales, lo que reduce el riesgo de efectos secundarios causados ​​por el ataque del sistema inmunológico a las células sanas», añade.

Los investigadores califican de «revolucionario» el potencial de estas vacunas. Además de ésta para el cáncer de pulmón la Universidad también está desarrollando un proyecto similar vacuna contra el cáncer de próstata realizado y también con resultados prometedores.

Te puede interesar

Comentar ()