Salud

Sanidad se alinea con Ayuso y elimina las cuarentenas para los vacunados que sean contactos estrechos de ómicron

Personas caminan por la calle con y sin mascarilla, ante la expansión de la variante ómicron.

Personas caminan por la calle con y sin mascarilla, ante la expansión de la variante ómicron. EFE

La Comisión de Salud Pública del ministerio de Sanidad ha revisado en su reunión de esta tarde las recomendaciones de cuarentena para contactos estrechos en el contexto actual de alta incidencia y de amplia circulación de la variante Ómicron.

Por mayoría se ha decidido que las personas que han recibido una pauta de vacunación completa y sean contactos estrechos de un caso positivo, no necesitarán realizar una cuarentena domiciliaria de 10 días.

Sin embargo a estas personas se les indicará que durante este periodo de 10 días después del último contacto con un caso confirmado deben limitar sus actividades a las esenciales, reduciendo todo lo posible sus interacciones sociales, seguir escrupulosamente las medidas de prevención como el uso de mascarillas y realizar una vigilancia estrecha ante la posible aparición de síntomas compatibles.

La decisión de la comisión de Salud Pública va en la misma línea que había reclamado esta misma mañana Díaz Ayuso, que solicitó eliminar el requisito de las cuarentenas obligatorias para las personas vacunadas y sanas que hubieran sido contacto estrecho de un positivo por la variante ómicron. Y en la misma línea del protocolo publicado esta tarde por la Comunidad.

Este requisito de las cuarentenas obligatorias se había establecido en diciembre, cuando aún había muy pocos casos detectados de esta variante en España. Desde verano, los vacunados que fueran contacto estrecho de infectados con las variantes más comunes del virus no tenían que guardar cuarentena si no presentaban síntomas.

Una medida que libera presión sobre la Primaria

El cambio tendrán inmediatas consecuencias en la gestión de esta sexta ola que está causando un gran presión sobre la atención primaria. En primer lugar, muchos sanitarios que estaban considerados como contactos estrechos, hasta ahora, podrán permanecer en sus puestos de trabajo dando asistencia, en un momento en el que no hay posibilidad de dar con sustitutos. Unas consecuencias que tendrán también su impacto en el sector de la empresa en general, ya que los trabajadores vacunados que sean contacto estrecho no tendrán obligación de cuarentena.

Por otra parte, cuantos ahora hacen colas en los centros de salud como contactos estrechos en busca de PCR, podrán volver a sus casas, «limitando sus actividades esenciales e interacciones sociales». En la Comunidad de Madrid, además de esta medida la existencia del nuevo protocolo que considera casos registrables a los positivos Covid de autodiagnóstico de antígenos de farmacia permitirá liberar aún más la Atención Primaria. Los principales sindicatos sanitarios y médicos amagaban con demandar a la presidenta madrileña por sus declaraciones en EsRadio en las que las que aseguraba querer «estudiar
profundamente lo que sucede en los centros de salud porque en algunos
no cogen los teléfonos, o se cuelgan, de repente no hay médicos…lo
vamos a investigar”.

La Comisión de Salud Pública ha vuelto a destacar el mantra de «vacunar, vacunar y vacunar» que es el centro de la acción del Gobierno en estos momentos. La Comisión ha destacado la importancia de acelerar la vacunación tanto de las personas de más de 12 años no vacunadas como de las dosis de recuerdo en los grupos autorizados, especialmente los más vulnerables; y la vacunación en los niños y niñas de 5 a 11 años.

Te puede interesar

Comentar ()