Salud

Las UCI con ómicron: "Cada vez vemos más gente con Covid y no por Covid"

Las características de esta sexta ola en las unidades de Cuidados Intensivos son diferentes, como explican a 'El Independiente' portavoces de la Sociedad Española de Medicina Intensiva y la Organización Médica Colegial.

Dos trabajadores sanitarios en la UCI del Hospital de Navarra.

Dos trabajadores sanitarios en la UCI del Hospital de Navarra. Eduardo Sanz / Europa Press

El SARS-CoV2 nunca se había extendido tanto entre la población como en esta sexta ola, la de ómicron. Con la nueva variante, mucho más contagiosa, se están volviendo a llenar los hospitales y las UCI a niveles que no se veían desde marzo de 2021. Este martes la ocupación en cuidados intensivos era de 23,69%, unas décimas menos que el día anterior.

Sin embargo, el perfil de los ingresados, especialmente en las UCI, ha cambiado. Cada vez es más común que entre los pacientes Covid de cuidados críticos se cuenten algunos que no tienen neumonía o déficit de oxígeno en sangre sino una PCR positiva al ingreso por un infarto o accidente de tráfico.

Así lo afirma la intensivista Virginia Fraile, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Intensiva (SEMICYUC), que aúna a los médicos de las UCI. «Como la incidencia es tan alta, cada vez vemos más pacientes que llegan con Covid y no por Covid. Llegan por otras causas y son asintomáticos pero en la PCR de ingreso dan positivo. A esos los tratamos de sus patologías pero necesitan aislamiento para evitar que se contagien los sanitarios y otros pacientes». Fraile asegura que esta es una de las características diferenciales en esta sexta ola: «Esto en las anteriores ondas era probablemente excepcional, pero es consecuencia de la altísima incidencia actual».

Una tendencia similar ya se había visto en las plantas de hospital. Como contó el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, el porcentaje de pacientes ingresados con Covid y no por Covid en la región es del 40%.

Incidencia acumulada y ingresos en UCI

Ministerio de Sanidad

Corrobora esta situación Manuela García, médico anestesista y vicepresidenta segunda del Consejo General de Colegios de Médicos. «Estos pacientes que necesitan cuidados críticos por otras causas pero llegan con una PCR positiva los vemos con mucha frecuencia y es una de las características de esta ola, además de otras como una menor duración de la estancia y una menor mortalidad».

La mitad, no vacunados

En las UCI esta sexta ola el perfil también es muy distinto del de olas anteriores, especialmente las primeras. «Aproximadamente la mitad de los pacientes con una neumonía por Covid son no vacunados», afirma Fraile, «la otra mitad no ha recibido dosis de refuerzo, hace más de cuatro meses que recibieron la segunda dosis, son inmunodeprimidos y tienen las defensas bajas o son obesos. La obesidad sigue siendo el factor de riesgo más importante». La intensivista asegura que los pacientes con tres dosis «son excepcionales».

Quienes bajan la edad media de las UCI, asegura la intensivista, «son los no vacunados». «La edad media está ahora en los 60 años probablemente porque los que son un poco mayores ya han recibido la dosis de refuerzo», añade la portavoz de SEMICYUC.

No obstante, Fraile subraya que la diferencia es más la vacuna que ómicron. «Es cierto que estamos viendo en general infecciones más leves, rinitis… pero sin embargo en los pacientes de UCI que son ómicron, especialmente no vacunados, precisan intubación igual. Es decir, la enfermedad, cuando afecta con neumonía, no vemos diferencia entre ómicron y delta».

Este martes España veía con alivio la primera bajada de incidencia de la pandemia desde el pasado mes de noviembre. Y aunque los datos de las UCI van con retraso, Fraile asegura que respecto al pico de contagios que pudo darse en la primera semana de enero ya se está viendo el efecto. «Otra de las diferencias de esta ola respecto a las anteriores es que desde que se infectan con el virus tardan menos en llegar al hospital, los síntomas de gravedad aparecen antes respecto a las anteriores olas. La mayoría de los que se contagiaron esa primera semana de enero e iban a evolucionar a gravedad ya está en las UCI».

Sin minimizar el problema de la ocupación

Ni el hecho de que cambie el perfil de pacientes o que en alguno de ellos el Covid sea más una casualidad que la causa de su ingreso deben hacer minimizar el problema que afronta la Sanidad con una ocupación de las UCI cercana al 25%. «Cuando tenemos estos niveles de tensión se dejan atrás otras patologías. Se suspenden operaciones o hay problemas para atender otras situaciones», explica la vicepresidenta segunda del CGCOM.

La sobrecarga de los profesionales, más allá de las estructuras sanitarias, es otro problema. «Llevamos dos años así y el personal está agotado. Esto también hay que tenerlo en cuenta cuando aumenta la ocupación», explica. Y es que estas unidades requieren de un alto ratio de profesionales especializados.

Pese a este atisbo de esperanza con la bajada de incidencia, la perspectiva en las UCI es más comedida. «En las próximas semanas lo que podemos esperar es que se mantenga, que se llegue a estabilizar porque siempre vamos por detrás de los contagios y los ingresos. Cabe esperar una época de riesgo muy alto que costará bajar», concluye García.

Te puede interesar

Comentar ()