Salud

Ómicron desplaza totalmente a Delta y BA.2 es ya el 19% de los casos en Canarias

La Organización Mundial de la Salud ha afirmado esta semana que no hay evidencias de que la subvariante BA.2 sea más virulenta que la inicial.

Portadas Scienc y Nature sobre el genoma humano

El diagnóstico con PCR es posible gracias a la secuenciación del coronavirus. EFE

Cuando la sexta ola estaba aún en su pico en España, en la segunda quincena de enero, la pandemia generaba una nueva alerta. Una subvariante de ómicron – BA.2 – empezaba a imponerse en algunos países como Dinamarca o Reino Unido. Los datos preliminares indicaban que podía ser aún más contagiosa que su predecesora.

BA.2 se llamó «ómicron silenciosa» por un cambio en sus aminoácidos que hacía que en una PCR comúnmente utilizada para identificar a ómicron, la de thermofisher, BA.2 pasara desapercibida.

El 25 de enero España solo había detectado una muestra de BA.2 y desde entonces la secuenciación ha ido siguiendo la penetración de esta nueva subvariante, de la que también se empezó a evaluar si podía evadir la respuesta vacunal o ser más virulenta.

Del 0,2% de Castilla y León al 19% de Canarias

Un mes después, BA.2 ha avanzado desigual en España y el último informe de variantes del Ministerio de Sanidad recoge información de 10 comunidades autónomas que ofrecen datos específicos sobre esta subvariante.

En las últimas dos semanas, la presencia de BA.2 ha aumentado de forma importante en Canarias, pero ha disminuido en Cataluña. El mayor porcentaje de casos de la subvariante de ómicron se da en Canarias (19% de los casos), seguida de Baleares (9,8%) – ambas con viajeros – y Galicia (9,6%). En ambas islas, hace dos semanas los casos de BA.2 eran menos o el 1%.

Comunidad autónomaPorcentaje de BA.2 semana 4 Porcentaje de BA.2 semana 5Porcentaje de BA.2 semana 6
Andalucía0,71,53,2
Baleares12,69,8
Canarias0,78,719
Cantabria0,21,22,5
Castilla y León1,61,40,2
Extremadura0,80,33,7
Galicia1,329,6
Navarra0,241,8
Cataluña7,15,4
País Vasco1,87,2
Ministerio de Sanidad

Por el contrario, en otras comunidades la presencia ha descendido – la incidencia lo ha hecho en todas – como en Cataluña, Navarra o Castilla y León.

Hay siete comunidades autónomas de las que Sanidad no ofrece datos de BA.2 pero sí de BA.1, y por su porcentaje se puede inferir la presencia de la nueva subvariante. Es por ejemplo el caso de Aragón, donde las secuencias de la ómicron inicial (BA.1, BA.1.1 o BA.3) representan el 100% de los casos. En Madrid son el 96,3%, en Castilla La Mancha es el 98,3% y en Murcia el 95,3% del total de virus secuenciados.

Rafael Delgado, responsable de Microbiología del Hospital 12 de Octubre de Madrid corrobora que en su hospital «los casos de ómicron son el 100% desde hace un mes pero la presencia de BA.2 es anecdótica, con un total de siete casos».

La OMS dice que BA.2 no es más virulenta

La Organización Mundial de la Salud hacía este miércoles una declaración en la que afirmaba que BA.2 «no es más virulenta que BA.1», algo que se estaba estudiando desde que la nueva subvariante empezó a ganar terreno en algunos territorios. «Basados en los datos disponible de transmisión, severidad, reinfección, diagnóstico, tratamientos e impacto de las vacunas, […] BA.2 seguirá siendo considerada una variante de preocupación y clasificada como ómicron», dice la declaración, que añade que «BA.2 debe seguir siendo monitorizada como un sublinaje de ómicron».

La OMS indica que aunque BA.2 ha ido sumando presencia en las últimas semanas, la circulación global del SARS-CoV2 está en retroceso. Los expertos de la organización apuntan a que los datos dicen que BA.2 es más transmisible que BA.1 aunque la diferencia es menor que la que tuvo BA.1 sobre Delta.

La OMS dice también que los datos indican que aunque se han detectado reinfecciones de BA.2 tras BA.1, la evidencia apunta a que la primera ofrece fuerte protección frente a la segunda, al menos durante el tiempo que se ha estudiado hasta la fecha.

La OMS dice que aunque hubo datos preliminares de en Japón de que los hamsters enfermaban con más severidad de BA.2 que con BA.1, los datos epidemiológicos de los países con más presencia del sublinaje no indican que haya una diferencia en cuanto a su severidad.

Desde la entidad internacional afirman que BA.2 debe seguir denominándose ómicron y por tanto no necesita una letra griega propia. Aunque hay 30 mutaciones de diferencia, Delgado cree que «la taxonomía siempre es opinable, pero considerarla dentro de Ómicron parece razonable, la zona clave RBD diana de la respuesta neutralizante solo tiene un aminoácido de diferencia».

Otro estudio referenciado por Nature hace una semana apuntaba a que BA.2, aunque más transmisible, no parece que pueda producir una nueva ola con aumento de casos, hospitalizaciones y muertes, algo que explicaba a la revista científica Dan Barouch, inmunólogo y virólogo autor del estudio pendiente de revisar: «Puede que prolongue la ola de ómicron. Pero nuestros datos sugieren que no conducirá a un nuevo aumento adicional de casos».

Te puede interesar

Comentar ()