Salud INFORME EUROPEO DE OBESIDAD 2022 DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

La epidemia de obesidad en Europa: el 23% de los adultos y el 11,6% de los niños la sufre

Seis de cada 10 adultos y un tercio de los niños tienen más peso del recomendado. La obesidad tiene graves consecuencias para la salud que van desde un mayor riesgo de cáncer, enfermedades crónicas respiratorias, problemas de salud mental o cardiovasculares, entre otros.

dos personas con obesidad o sobrepeso

La obesidad es una epidemia en Europa, advierte la OMS: la sufren el 23% de los adultos y el 11,6% de los niños. Pixabay

Esta epidemia lleva años en auge. Desde 1976 a 2016 la prevalencia de obesidad creció un 138% entre los adultos. En el caso de los niños (de cinco a 19 años), la presencia de sobrepeso u obesidad se triplicó en los varones y casi se dobló en las niñas.

Actualmente, la obesidad y el sobrepeso en Europa alcanzan a seis de cada 10 adultos y casi el 30% de los niños, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Informe Europeo de Obesidad. En el caso de los niños menores de cinco años la presencia de sobrepeso u obesidad es del 8% y los datos preliminares, advierte la organización, apuntan a que la pandemia ha empeorado la situación para los niños y adolescentes. La situación en nuestro continente solo es superada por América en todo el mundo.

En España, la cifra de adultos con sobrepeso u obesidad es aún superior (61,6 frente al 58,7% de la región europea) y es bastante superior en hombres (68,9%) que en mujeres (54,1%). La obesidad también supera ligeramente la media europea (23,8%) y es mayor en hombres (24,2%) que en mujeres (22,8%). Esta tendencia resulta inversa en Europa, donde el sobrepeso afecta más a los hombres pero la obesidad a las mujeres (ellas la padecen en un 24,5% y ellos un 21,8%).

En el caso de los niños la situación española también es especialmente preocupante respecto a Europa. Según los últimos datos de la iniciativa europea de vigilancia de la opesidad (COSI) el sobrepeso en niños de siete a nueve años es del 41% en España frente al 28% y en la obesidad, del 17% frente al 11%.

La OMS centra su informe en los riesgos de esta enfermedad «compleja y multifactorial» que se extienden por todo el cuerpo. Tener obesidad significa un mayor riesgo de desarrollar problemas mentales, enfermedades respiratorias crónicas, Covid, cardiovasculares, de riñón o hígado, diabetes o 13 tipos de cáncer, entre los que se encuentran algunos de los más prevalentes (de mama o colorrectal) o agresivos (páncreas). La OMS advierte en su informe que en las próximas décadas la obesidad va a sobrepasar al tabaco como el principal factor de riesgo para el cáncer en algunos países.

Consecuencias para la salud de la obesidad

Consecuencias para la salud de la obesidad. E.I. / OMS

La OMS advierte que ningún país de la región europea va en línea de conseguir frenar el ascenso de la obesidad en 2025, tal como se había establecido. Como en otros problemas de salud, la educación es un factor corrector: la prevalencia de adultos obesos es mayor entre quienes tienen menos nivel educativo y en la mayoría de los países con ingresos altos, el sobrepeso infantil es menor cuanto más estudios tienen sus padres, aunque esta tendencia se ha corregido en algunos países de ingresos medios.

Estos datos se han presentado con motivo del Congreso Europeo sobre Obesidad que se celebra en Maastricht (Países Bajos), con cifras que apuntan a que esta enfermedad es la responsable del 13% de las muertes en la región, en total 1,2 millones de fallecimientos cada año. Los datos que maneja la OMS también apuntan a que la obesidad es la causa directa de al menos 200.000 casos de cáncer anualmente y que esa cifra aumentará en los próximos años. También responsabiliza a la obesidad del 7% del total de años vividos con discapacidad en la región.

Aunque la obesidad tiene mucho que ver con la alimentación y el estilo de vida, el informe subraya que sus causas van más allá y se centra por ejemplo en los primeros años de vida o incluso en el embarazo. Así mismo, pone el foco en factores ambientales.

La OMS reclama la intervención de los estados en el abordaje de los factores estructurales. Llama la atención sobre medidas políticas a implantar, como la imposición de impuestos a alimentos insanos o subvenciones a los saludables, restricciones a la comercialización de alimentos poco saludables dirigidos a niños, una mejora del acceso a servicios de atención primaria orientados a la obesidad y sobrepeso, esfuerzos para mejorar la dieta y la actividad física en todas las etapas de la vida y en crear entornos que favorezcan la accesibilidad a alimentos saludables y la actividad física.

Te puede interesar

Comentar ()