Salud

Los dentistas muestran su "total rechazo" al rescate del Gobierno a las clínicas Vivanta

Consulta de un dentista en una imagen de archivo.

Consulta de un dentista en una imagen de archivo. EP

La historia se repite. Otra cadena de clínicas dentales propiedad de un fondo de capital riesgo en apuros económicos. En este caso es Vivanta, propiedad del fondo de capital riesgo Portobello, la que ha sido rescatada por el Gobierno a través del Fondo de Solvencia Empresarial creada tras la pandemia.

Vivanta está en crisis y suenan ecos de iDental o de Dentix, donde también entró el fondo KKR antes de la quiebra. La compañía anunció un despido colectivo en noviembre de 2021, como denunció en El Independiente Comisiones Obreras. Ya en septiembre de ese año el fondo de capital riesgo había pedido ayuda a la para tres de sus empresas, entre ellas Vivanta. Portobello había pedido a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) un préstamo de 40 millones de euros.

La solicitud fue aprobada este martes en el Consejo de Ministros, que ha rescatado a Vivanta junto a otras cinco empresas al considerarlas «estratégicas». Una destinación de fondos que se ha encontrado con el «total rechazo» del órgano de representación de los odontólogos, el Consejo General de Dentistas.

El presidente del órgano, Óscar Castro, ha afirmado en un comunicado que «el Gobierno va a destinar 44 millones de euros para el Plan de Salud Bucodental Estatal para todos los ciudadanos y 40 millones en rescatar a una única empresa privada que tiene 200 clínicas por todo el país. No es un reparto equitativo en absoluto».

La situación coincide con una crisis general, derivada de la inflación con una especial escalada del precio de la energía, que pone en riesgo a los dentistas autónomos, dueños de unas 23.000 clínicas en España. «Todos estos autónomos no reciben ningún tipo de ayuda a pesar de estar al borde de la quiebra. Pero una mercantil que pertenece a un fondo de capital riesgo, que invierte millones en hacer publicidad en los medios de comunicación a pesar de estar atravesando una crisis financiera y que presenta un ERE para reducir su plantilla de empleados, es rescatada con 40 millones», ha afirmado Castro.

Te puede interesar

Comentar ()