Salud

Primavera de 'pesadilla' para los alérgicos al polen en media España

En España hay ocho millones de personas alérgicas al polen.

En España hay ocho millones de personas alérgicas al polen. Freepik

El centro y el suroeste de la península van a vivir una primavera intensa en cuanto a la presencia de polen de gramíneas, un escenario de pesadilla para los 8 millones alérgicos del país. Especialmente en las provincias de Cáceres, Badajoz, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Sevilla y Jaén, donde se esperan concentraciones superiores a los 5.000 granos por metro cúbico y de hasta 12.000 en Extremadura.

Según Ignacio Dávila, presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC), las enfermedades alérgicas se han convertido "casi en una pandemia no infecciosa y un problema de salud pública" ya que son ocho millones de españoles alérgicos solo al polen, cifra que sube a los 16 millones si se suman otros alérgenos y al 50 % de la población si se tiene en cuenta personas que en algún momento requerirán un diagnóstico.

"El cambio climático es una realidad incuestionable", señala Dávila que, con datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha subrayado que este mes de enero ha sido el más cálido desde que hay registros con una temperatura media en la España peninsular de 8,4 grados, 2,4 grados por encima de la media.

Regiones de España con más polen esta primavera

Por su parte, el presidente del Comité de Aerobiología Clínica de la SEAIC, Juan José Zapata, ha informado de que este año será peor que 2023 si bien se asemeja a primaveras anteriores.

Ha recordado que las altas temperaturas al inicio del año y la gran cantidad de precipitaciones de febrero, han hecho que el polen se mantenga más tiempo en el ambiente dando lugar a síntomas muy persistentes.

Según el pronóstico de la SEAIC, además de los territorios donde se prevé una polinización intensa, la primavera será moderada en Castilla y León (salvo zonas de Segovia), en Castilla-La Mancha, excepto Toledo y Ciudad Real y en las provincias andaluzas de Córdoba, Granada y Huelva.

Mientras se espera una primavera leve de alergias en la cornisa cantábrica (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco), Navarra y La Rioja; el litoral mediterráneo (Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia), Aragón y en las provincias andaluzas de Cádiz y Málaga. Y muy leve en la islas Canarias y Almería.

El presidente del Comité de Aerobiología Clínica de la SEAIC ha avanzado que en las zonas de polinización intensa se dispararán las enfermedades respiratorias, el asma, la rinitis alérgica y la conjuntivitis.

Y ha informado de que el ambiente de sensibilización de los pacientes ha cambiado "de forma extraordinaria". "Antes la mayoría eran monosensibles al polen y eran más fácil de tratar, pero en los últimos años hay un fenómeno de polialergia donde es habitual ver personas que van encadenando alérgenos de épocas diferentes (ciprés, plátano, gramíneas, olivos...) llegando incluso hasta finales de agosto".

Según el presidente del Comité de Aerobioología Clínica de la SEAIC, Juan José Zapata, el cambio climático está afectando a la dispersión, cantidad y calidad de los alérgenos, así como a la distribución y gravedad de las enfermedades alérgicas, y el aumento de temperaturas y falta de precipitaciones se ha posicionado como factores determinantes.

También la secretaria de la SEAIC, Carmen Andreu, se ha referido al cambio climático que "preocupa" a esta sociedad ya que es consecuencia de más alergias y más graves en los pacientes, con un aumento de la presión asistencial. "Cada vez hay más meses cálidos, eso hace que la polinización empiece antes y acabe más tarde, y los pacientes tengan más síntomas y durante más tiempo", precisa.

Y ha recordado que las partículas de contaminación producen incluso síntomas en pacientes no alérgicos. Desde la SEAIC también han apuntado que la contaminación se ha consolidado como un factor con repercusiones determinantes en las enfermedades alérgicas al afectar al momento, dispersión, cantidad y calidad de los aeroalérgenos y la distribución y gravedad de las enfermedades.

 Ante estas previsiones, la SEAIC ha reivindicado el papel de los alergólogos en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades ante el aumento imparable de su prevalencia.

 En este sentido, han dicho la medicina de precisión en Alergología ha cobrado  mayor importancia y ha permitido realizar un mejor fenotipo de los pacientes, con tratamientos personalizados.  Por ello y según el presidente de la SEAIC, resulta de gran importancia promover la formación de esta especialidad y aumentar la presencia de alergólogos en los cuerpos docentes de los grados de Medicina.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí