Economía

Renfe prepara un contrato millonario para modernizar la seguridad en Cercanías y AVE

logo
Renfe prepara un contrato millonario para modernizar la seguridad en Cercanías y AVE
Los trenes de Cercanías, como el de la imagen, se verán beneficiados por el contrato de Renfe.

Tren Rodalíes de Cataluña, cuyo sistema de seguridad se verá modernizado con el nuevo contrato de Renfe. EUROPA PRESS

Resumen:

Renfe Operadora planea un contrato millonario, que varias fuentes estiman en “más de 120 millones de euros” y cuyo fin es mejorar y modernizar el sistema de seguridad de los Cercanías y líneas de alta velocidad instalando ERTMS en los trenes que no lo tienen.

El contrato alcanzará, de momento, a los Rodalíes de Barcelona, a los Cercanías de Valencia y a los que aún no tienen instalado el sistema en Madrid, como ocurre con aquellos que circulan hasta Aranjuez.

Las cinco firmas especialistas en instalar ERTMS en los trenes y por tanto favoritas son las francesas Thales y Alstom, la canadiense Bombardier, la italiana Ansaldo y la alemana Siemens.

Renfe Operadora planea un contrato millonario, que varias fuentes estiman en “más de 120 millones de euros”. Se trata de un contrato para mejorar y modernizar el sistema de seguridad de los Cercanías y líneas de alta velocidad, fundamentalmente. El contrato consistirá en instalar el sistema ERTMS en los trenes cuyas vías -gestionadas por el administrador de infraestructuras Adif- ya lo tienen.

Aun faltan detalles y el operador ferroviario que preside Juan Alfaro, inmerso en la preparación del contrato y en los fastos de los 25 años del AVE Madrid-Sevilla, ni confirma ni desmiente la decisión. El sistema ERTMS, a diferencia del más antiguo ASFA, es el que permite frenar el tren cuando rebasa una velocidad no permitida sin que sea necesaria la intervención del maquinista, mediante la interacción. Necesita estar instalado en la vía (mediante balizas) y en el tren. El sistema cobró fama con el accidente de Santiago de Compostela -79 víctimas en julio de 2013- ya que en el momento de tomar la curva de Angrois, el ERTMS no funcionaba.

Rodalíes de Barcelona

La modernización de los trenes alcanzará, que de momento se sepa, a los Rodalíes (Cercanías) de Barcelona, a los Cercanías de Valencia y a los que aún no lo tienen instalado en Madrid, como ocurre con aquellos que circulan hasta Aranjuez. Igualmente, algunos trenes que ya lo llevan acoplado necesitan cambiar de versión, y esta adjudicación incluirá asimismo la actualización del sistema de seguridad. Se trata de un contrato impulsado por la división de Renfe de Viajeros, en paralelo con la inversión también en ERTMS que Adif plantea para los próximos cuatro años.

La instalación a gran escala dotará también a los trenes de alta velocidad que viajen en ancho internacional UIC (la red convencional española circula por ancho ibérico) y no lleven ERTMS o necesiten actualizar su versión. No obstante, Renfe necesita tiempo todavía para definir qué relaciones comerciales se priorizarán.

Cinco firmas extranjeras

Difícilmente este contrato se lo llevará una empresa española. Las cinco firmas especialistas en instalar ERTMS en los trenes y por tanto favoritas son las francesas Thales y Alstom, la canadiense Bombardier, la italiana Ansaldo y la alemana Siemens. Precisamente Siemens fue la que trajo por primera vez a España el sistema LZB, el primero que se instaló con motivo del AVE Madrid-Sevilla en 1992. El LZB es el favorito dentro Renfe, pero no está permitido desde hace años por las autoridades europeas por una cuestión de competencia desleal.

CAF e Indra trabajan por separado para desarrollar esta tecnología. Ambas ya instalan ERTMS en las vías, pero actualmente están lejos de poder competir con las arriba citadas. “Con una firma nacional sería más fácil trabajar y no por una cuestión de proteccionismo”, declara una fuente, “sino porque el software será más fácil de entender y porque en caso de errores del sistema, será mucho más fácil comunicarse para atajar cuanto antes cualquier problema”.

logo
Volvo y el resultado de dar un paso atrás a tiempo