El culebrón de la venta de Yahoo ya tiene final. El gigante de las telecomunicaciones Verizon ya ha anunciado que ambas compañías cierran el acuerdo por 4.480 millones de dólares, más de 4.250 millones de euros, una cantidad 350 millones de dólares inferior a la oferta inicial que ambas firmaron el pasado mes de julio. Le toca ahora a los accionistas del buscador decidir si dan luz verde para que se materialice el pacto.

En un comunicado hecho público este martes, Verizon ha explicado que la operación se completará en el segundo trimestre del año. En su origen, la idea de ambas partes era que todo estuviera atado y completado en la primavera de 2017, pero los problemas de seguridad de Yahoo ralentizaron el proceso.

Yahoo fue objeto de dos ciberataques que acabaron con la filtración de los datos personales de 1.500 millones de cuentas. Los usuarios de estos perfiles vieron como sus nombres, contraseñas, números de teléfono, fechas de nacimiento o direcciones de correo electrónico acababan en manos ajenas. Los autores del ataque aún no han sido identificados, pese a que ha tomado parte en la investigación hasta el FBI.

Estos fallos en su sistema han provocado que un total de 23 usuarios hayan emprendido acciones legales contra la compañía. Con el cierre del acuerdo, tanto Verizon como Yahoo se comprometen a compartir las consecuencias que puedan derivar de esas demandas.

«Acuerdo justo»

En el comunicado emitido por ambos, Verizon reconoce que «el acuerdo es justo para ambos», a la vez que afirma que «da protección a todos mostrando un camino firme para completar la operación en el segundo trimestre del año». De esta manera el gigante de las telecomunicaciones norteamericano incorpora una base de usuarios que se cuenta por miles de millones y continúa potenciando su negocio en móviles.

Una de las consecuencias del trato será la división de Yahoo en dos partes. La primera de ellas, que pasará a manos de Verizon, mantendrá la división de servicios de internet, los blogs, el buscador o el email. Es, básicamente, la Yahoo más tradicional con la misma cara con la que otrora dominara la Red.

La segunda parte, que recibirá el nombre de Altaba, será la que mantenga las participaciones que Yahoo tiene en Alibaba y en Yahoo Japan, que se separó de la matriz debido a su buen funcionamiento. Esta, que se mantendrá en poder de Yahoo, es sin duda la mitad más valiosa.

Altaba, que es la mezcla de Alibaba y el término inglés alternate -que significa alternativo-, se convertirá en una tenedora de acciones ya que cuenta con un 15% del gigante del comercio electrónico Alibaba y con el 35,5% de los títulos de su filial en Japón.

La participación en la empresa china, que está valorada en más de 236.000 millones de dólares, casi 223.000 millones de euros, se traduce en alrededor de 34.000 millones de euros.

Por su parte, las acciones de Yahoo Japan las comparte con la nipona Softbank, y le suponen a la firma original cerca de 7.800 millones de euros. De esta manera, Altaba estará valorada en cerca de 42.000 millones de euros.

El mercado ya había dado por cerrado el acuerdo y ha acogido con absoluta tibieza el comunicado definitivo. Los títulos de Verizon apenas avanzaban medio punto, mientras que las de Yahoo se anotaban un levísimo repunte del 0,3%.