Agentes de la Agencia Tributaria Aduanera abordaron este martes el yate del futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo, que se encuentra de vacaciones en las Islas Baleares. El futbolista, según la edición digital de la revista Hola, regresaba a su yate desde Formentera cuando ha sido abordado por una patrulla de agentes armados que llegaron en lancha desde un barco de la Agencia Tributaria.

Fuentes del organismo adscrito al Ministerio de Hacienda aseguran que se trata de un «control rutinario de embarcaciones», que se realiza todos los veranos en Baleares. «No afecta a los usuarios de las embarcaciones», sino que tiene relación con el impuesto de matriculaciones que tienen que pagar las empresas de charter que las alquilan.

En cualquier caso, los agentes procedieron al registro de la embarcación, que se prolongó más de una hora y media y grabaron toda la inspección. Fue uno de los familiares del jugador portugués el encargado de facilitar a la policía toda la documentación requerida, mientras el futbolista se mantenía al margen junto a su pareja y su madre.

Tras el registro, los agentes se marcharon de la embarcación sin proporcionar ninguna explicación sobre las razones del abordaje.

Cristiano Ronaldo tendrá que declarar como investigado el próximo 31 de julio, acusado por la Fiscalía de defraudar 14 millones de euros a Hacienda. La fiscalía presentó una denuncia contra el futbolista blanco por cuatro delitos cometidos entre los años 2011 y 2014 y que suponen un fraude de 14.768.897,40 euros a través de un entramado societario creado en el 2010 para ocultar sus derechos de imagen.