Sabadell y CaixaBank, en el punto de mira del mercado ante el órdago independentista, son los bancos españoles que más rentabilidad logran con cada uno de sus usuarios. Su cuenta de resultados refleja su capacidad para cobrar más por el crédito que dan y pagar menos por los depósitos que captan.

Así, el margen de clientes de ambos bancos -el tipo de interés medio de la inversión crediticia menos lo que abonan por los recursos- es el más elevado del sector. Sabadell presenta un 2,73% y CaixaBank, un 2,19%.

Los bancos catalanes son los que más cobran por el crédito y menos pagan por el pasivo

Estos diferenciales abren una brecha abultada con el resto de competidores y, especialmente, con Banco Santander, cuyo spread se sitúa en 1,58%, según datos de las entidades al cierre del semestre.

El elevado coste de los recursos de Santander, del 0,48%, responde, en gran parte, a su decidida apuesta por la Cuenta 123, el producto estrella del grupo que preside Ana Botín. Remunera los saldos hasta el 3% y devuelve en efectivo entre el 1% y el 3% del importe de los recibos de gastos del hogar.

“Creemos que la estrategia de cuenta 1,2,3 de Santander explica el mayor coste de los depósito para el grupo y aunque podría argumentarse que la base de Popular no había sido revalorada por completo (debido a vencimientos posteriores y problemas específicos de franquicia), no esperamos ningún beneficio adicional en este frente”, explican los analistas de Credit Suisse en un reciente informe.

El producto estrella de Santander remunera hasta un 3% el ahorro y devuelve parte de los recibos

Con esta cuenta, la entidad confía en la vinculación de los clientes a largo plazo, aunque ello conlleve sacrificar la cuenta de resultados a corto plazo. José García Cantera, director financiero del grupo, destacó durante la presentación de resultados trimestrales de Santander, la positiva evolución de la Cuenta 123 con la que ha logrado elevar un 36% el número de particulares vinculados y un 14% en el caso de las empresas. Como resultado, subraya que la facturación de la tarjeta de crédito aumentó un 46%.

Frente a la generosidad de Santander, CaixaBank no remunera el ahorro (apenas abona de media un 0,04%) y Sabadell apenas paga un 0,14%. A ello se suma que ambas entidades son las que mayores tipos de interés aplican a sus créditos: 2,87%, en el caso de Sabadell, y 2,23%, CaixaBank. El coste medio de los créditos de Santander es inferior, del 2,04%.

El crédito más barato, en Bankia

Tras Santander, la entidad con menor margen de cliente es la nacionalizada Bankia, 1,60%. Cobra de media un 1,68% por el crédito, el tipo más bajo del sector, mientras que remunera el pasivo con apenas un 0,08%.

BBVA, por su parte, logra un margen del 1,83%, resultado de cobrar un 2,01% por los préstamos y remunerar de media los recursos de los clientes a 0,19%.