Santander anunció esta semana un nuevo cambio en las condiciones de su producto estrella, la Cuenta 1,2,3, después de que hace unos meses exigiese a sus clientes mayor vinculación para poder beneficiarse de los descuentos y la rentabilidad. Ahora, ha decidido reducir de 15.000 a 10.000 euros el saldo máximo remunerado por este producto.

Este cambio supone un ahorro para el grupo que preside Ana Botín de 100 millones de euros al año, según estimaciones de los analistas de Alantra. Representa un incrementó del beneficio neto para el negocio en España del 5%. A nivel de grupo, el impacto positivo en los ingresos representa un aumento en el beneficio esperado del 1%.

Parte de los saldos de la cuenta que dejará de ser remunerado será canalizado hacia fondos de la gestora de Santander

Ademas, los expertos esperan que parte de los saldos, que dejará de ser remunerado, será canalizados hacia fondos de la gestora de Santander, con lo que la entidad mejorará sus ingresos por comisiones en esta división.

El banco señaló en un comunicado que ha reducido el saldo máximo remunerado como respuesta al prolongado escenario de tipos de interés en mínimos históricos, una vez que el BCE mantiene el precio del dinero en el mínimo histórico del 0% y no está previsto que lo eleve en los próximos meses.

La medida entrará en vigor a partir del próximo 10 de febrero, por lo que afectará a la liquidación de la Cuenta 1,2,3 de marzo. Los titulares seguirán recibiendo una rentabilidad del 3% desde el primer euro para saldos a partir de 3.000 euros, con un máximo, a partir de ahora, de 10.000 euros; del 2%, si se tiene un saldo de entre 2.000 y 3.000 euros; y del 1% para entre 1.000 y 2.000 euros.

Se mantienen también las bonificaciones mediante devolución en efectivo entre el 1% y el 3% de los recibos de gastos del hogar, seguros, educación e impuestos locales, con un máximo de 110 euros mensuales.

Los analistas de Alantra valoran positivamente el cambio en las condiciones. “Tiene sentido que empiecen a bajar los costes del producto que a la fecha ha sido dilutivo. No esperamos que pierda clientes, dado que la oferta sigue siendo relativamente atractiva y los competidores no ofrecen nada por los depósitos”, señalan.

Cambios en Reino Unido

Santander ya rebajó las condiciones de la Cuenta 1,2,3 en Reino Unido. En noviembre de 2016, la filial británica anunció una rebaja en los intereses que abonaba al 1,5%. Hasta ese momento, el banco remuneraba el ahorro por tramos: un 1% para clientes con al menos 1.000 libras en cuenta, un 2% para los que tuvieran al menos 2.000 y el 3% para los mantuviesen un saldo de 3.000 libras o más.

Santander, que ganó 5.077 millones de euros en los nueve primeros meses del año, ha puesto el foco en los últimos tiempos en retener los clientes más rentables, mientras castiga con elevadas comisiones a los clientes menos vinculados a la entidad, lo que se ha traducido en una caída del número de cuentas abiertas en la entidad que preside Ana Botín.