El órdago secesionista de Cataluña no frena los planes de la mayor promotora del mercado español, Metrovacesa, de estrenarse en el parqué en el primer trimestre de 2018.

Los principales accionistas de la inmobiliaria, Santander y BBVA, tenían previsto lanzar la operación después de Navidad para que la compañía comenzase a cotizar en febrero. Y, pese a que hace unas semanas las tensiones entre Madrid y Barcelona amenazaron el calendario tentativo, la compañía confirma a priori las fechas que barajaba antes de la crisis catalana.

Según ha podido saber El Independiente de fuentes próximas a la colocación, Metrovacesa planea publicar su ITF (Intention To Float) y anunciar el lanzamiento de la operación el próximo 8 de enero. A partir de esa fecha, normalmente discurren dos o tres semanas hasta que se registre el folleto en la CNMV. Una vez que el regulador dé su visto bueno, la inmobiliaria contará con otras dos semanas para presentar la compañía a los inversores en el roadshow y fijar el precio del debút bursátil.

La promotora planea publicar su ITF (Intention To Float) y anunciar el lanzamiento de la OPV después de Reyes

El valor neto de los activos (NAV) de la compañía asciende a 2.600 millones de euros. «Dependiendo de la valoración que los inversores quieran pagar, se sacará a cotizar entre 25% -el mínimo que recomienda la CNMV- y el 40% de la compañía. Al precio de una vez valor en libros, un 40% implicaría una valoración de 1.000 millones, que convertirían a Metrovacesa a la promotora más líquida del sector», explican fuentes conocedoras de la operación.

La referencia en el precio son sus comparables, Neinor y Aedas, que cotizan a múltiplos de 1 vez y 1,1 veces valor neto. Y, dado que la compañía es más grande, está más diversificada y cuenta con más alternativas de negocio por su importante cartera de suelo que éstas, podría despertar mayor interés.

La compañía, que la semana pasada se reunió con los analistas para analizar la operación, no prevé repartir dividendos hasta 2020, aunque planea generar elevados flujos de caja libre de cerca de 2.000 millones entre 2020 y 2023. Y está previsto que el grueso de este importe se destine a remunerar a los accionistas.

Protagonistas de la colocación

BBVA, Santander, Morgan Stanley y Deutsche Bank son los coordinadores globales de la OPV (Operación Pública de Venta), es decir, quienes diseñan la operación y coordinan a las entidades participantes. Goldman Sachs y Société Générale –bookrunners-, junto a CaixaBank, Norbolsa y Fidentiis –coleads- promueven la venta de las acciones entre los inversores.

Santander controla el 61,3% de Metrovacesa, BBVA posee un 29,5% de las acciones y Popular, un 9,1%; el restante 0,03% está en manos de otros accionistas.

BBVA, Santander, Morgan Stanley y Deutsche son coordinadores globales de la operación

En la antesala de su salida a bolsa, Metrovacesa ha firmado un acuerdo de financiación por importe de 275 millones. BBVA, Deutsche Bank, Morgan Stanley y Santander aportarán 50 millones de euros cada una; Goldman Sachs, Société Générale y Unicaja, otros 25 millones, respectivamente, tal como adelantó El Independiente. 

El plan de negocio de Metrovacesa prevé la entrega de unas 5.000 viviendas al año a partir de 2020, apalancándose en la mayor bolsa de suelo del mercado español.

La compañía inmobiliaria, que cuenta con casi 100 años de historia, ejecutó el pasado mes de julio una ampliación de capital por valor de 1.108 millones de euros, mediante el traspaso de activos de sus principales accionistas. Esta operación supuso duplicar el valor de mercado de sus activos gestionados, que alcanza ahora los 2.600 millones de euros, y acrecentó su cartera de suelo hasta los 6 millones de metros cuadrados. Estas cifras le sitúan como la mayor promotora del mercado español, por delante de Neinor y Aedas.