Economía

Los sindicatos denuncian un recorte del 30% de la plantilla de Iberpistas, que gestiona la AP-6

La filial de Abertis ha reducido en cinco años de 262 a 186 los empleados disponibles en la vía que ha sufrido un caos circulatorio este fin de semana y tiene subcontratado parte del servicio de quitanieves.

Atasco en la autopista AP-6, de Iberpistas, por una gran nevada.

Atasco en la autopista AP-6, de Iberpistas, por una gran nevada. Efe

El caos circulatorio que sufrieron miles de conductores este fin de semana en la autopista de peaje AP-6 por una gran nevada ha puesto el foco (y algunos dedos acusadores) en la gestión desarrollada por la empresa encargada de su explotación: Iberpistas, filial del grupo Abertis.

El Gobierno no duda en responsabilizar del mega atasco de la AP-6, en el que quedaron atrapados miles de vehículos en la provincia de Segovia, a Iberpistas. E incluso el Ministerio de Fomento ya ha abierto un expediente a la compañía para investigar si ha existido negligencia en la gestión de la situación.

A las críticas se suman también los sindicatos de la propia compañía, que denuncian un fuerte recorte de la plantilla de Iberpistas en los últimos años y la subcontratación de parte del servicio de quitanieves para labores de apoyo, crucial en situaciones como las de este fin de semana.

Reducción de plantilla

Según fuentes sindicales en Iberpistas, la compañía dispone actualmente de 186 empleados, un 29% menos que los 262 trabajadores con que contaba en 2012, cuando Abertis emprendió un ERE voluntario en todas sus concesionarias de autopistas mediante prejubilaciones y bajas incentivadas. En 2009 Iberpistas llegó incluso a contar con casi 300 empleados (con 250 fijos y casi medio centenar de temporales).

Desde Abertis se vincula este recorte de plantilla con un plan de modernización de sus filiales concesionarias, que ha conllevado la automatización de algunas labores, singularmente las tareas de cobro de las tarifas, antes realizadas por personal y ahora desarrolladas mayoritariamente por máquinas o por telepeaje.

La compañía subraya que la reducción de personal se concentró en el área de peaje, pero “los servicios de vialidad y mantenimiento de la autopistas no se vieron afectados”. Sin embargo, fuentes sindicales subrayan que la calidad de un servicio público como el de la gestión de una autopista viene determinada, al menos parcialmente, por el personal disponible para atender incidencias.

Los sindicatos proponen que en los propios pliegos de los concursos de concesión se asegure un número mínimo de trabajadores y que la Administración haga seguimiento de los puestos de trabajo y de sus condiciones. Asimismo, reclaman a la compañía mejoras en las condiciones laborales después de «cinco años con el salario congelado».

Subcontratación parcial de los quitanieves

En paralelo, desde la representación sindical se subraya que Iberpistas ha externalizado parte de las funciones de quitanieves en la AP-6, que cubre el trayecto de pago entre Villalba (Madrid) y Adanero (Ávila). La compañía subcontrató a la sociedad Padecasa en 2011 para realizar tareas de apoyo en el servicio de quitanieves durante las temporadas invernales.

“No es lo mismo tener personal propio formado que encargar trabajos a una empresa externa. La externalización supone que no esté siempre disponible todo el personal, sino que haya parte que sólo esté presente de manera intermitente, lo que hace que no se conozca a la perfección la vía en que hay que trabajar”, apuntan fuentes sindicales.

Desde los propios sindicatos con representación en Iberpistas, en paralelo, se quiere subrayar la «gran labor» desarrollada por los empleados de la compañía durante el caos de este fin de semana, intentando paliar los problemas que las grandes retenciones generaron a los usuarios.

Las cuentas de Iberpistas: 65 millones de beneficio

Abertis es la mayor concesionaria de autopistas a escala mundial. Y también lo es en España. El grupo gestiona a través de su filial Autopistas un total de 1.559 kilómetros de vías de alta capacidad (a los que se suman otros 200 kilómetros más a través de participaciones indirectas), concentrando más de un 60% de todas las vías de peaje de España.

Integrada en el Grupo Autopistas se encuentra la sociedad Iberpistas, encargada de la gestión y explotación de la AP-6 y que también cuenta con participación en varias filiales. Iberpistas obtuvo un beneficio neto de 65,3 millones de euros en 2016, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Un beneficio que rompía los dos años de números rojos previos, de 87 millones en 2015 y de 14,4 millones en 2014.

Los ingresos de Iberpistas ascendieron a 139,5 millones en 2016, un 34% más que en el ejercicio precedente. Iberpistas es la sociedad central de un conglomerado en el que se integran otras concesionarias como Castellana de Autopistas, Autopistas de León o Trados 45.

Comentar ()