Un informe interno de Barclays espera que «un nuevo Gobierno sea acordado» en Cataluña lo más pronto posible y que no haya «una escalada mayor en el conflicto» secesionista en los meses venideros. Un temor que, según el banco londinense, viene fundado «debido a que la mayoría pro independentista» en el Parlament «no quiere que el Gobierno central aplique el artículo 155».

Así arranca un documento de la entidad relativo al desafío secesionista, uno de los mayores conflictos de la España democrática. A pesar de los miedos a la continuidad del procès, Barclays ve también luces. La crisis catalana conlleva, dice el banco, una especie de distensión en la crisis política española ya que «Podemos se ha visto muy afectado negativamente, lo contrario de Ciudadanos» que lo habría hecho positivamente «según las encuestas».

Ciudadanos con PP o PSOE sería «positivo para el mercado», dice la entidad

«Así pues», razona Barclays, «ante la eventualidad de nuevas elecciones generales en 2018 y 2019, una mayoría de Gobierno PP-Ciudadanos o PSOE-Ciudadanos sería positivo para el mercado de acuerdo con nuestro punto de vista». «Con una fuerte perspectiva de crecimiento en 2018 y menos riesgos políticos, España podría vivir una transición: de ser una economía periférica a tener una importancia semi-central» en el conjunto de la UE y de los países occidentales, reza el informe. Es decir, volver a ser una potencia económica «semi-principal».

Barclays cree que España podría volver a jugar un rol económico «semi-principal» en la UE

La entidad financiera prevé que la economía española crezca un 0,8 % en el cuarto trimestre de 2017 en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Así, sin un impacto significativo de la crisis catalana, el crecimiento anual Español se situaría en el 3,1 % estimado por el Gobierno.

Para 2018, Barclays espera que el crecimiento económico sea del 2,8 %, cinco décimas por encima de la previsión del Gobierno, gracias a la demanda doméstica, la menor presión de las necesidades de endeudamiento y una política monetaria «cómoda».

Respecto a Cataluña, Barclays cree que los partidos secesionistas tienen «incentivos» para volver a la normalidad, lo que les permitiría salir del control del artículo 155.