Economía

La primera subasta para el 5G amenaza con desatar una batalla entre las telecos

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. ep

La primera subasta de espectro para desarrollar el internet del futuro puede provocar un choque entre las grandes operadoras de telecomunicaciones. El diseño elegido por el Gobierno para la primera subasta de frecuencias para el 5G no beneficia a todos por igual y abre la puerta a que los operadores desaten una batalla feroz para hacerse con la mayor cantidad de espectro posible.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha defendido hoy en Barcelona el límite de 120 MHz que se adjudicará por compañía en el conjunto de la banda de 3,5 GHz establecido para la subasta en la que se licitarán los 200 MHz que quedan libres entre los 3,6-3,8 Ghz (ya que los 200 Mhz entre 3,4 y 3,6 GHz ya se adjudicaron en el pasado), informa Efe. Nadal sostiene que el modelo elegido es el «punto medio adecuado» entre lo que le gustaría al sector (precios baratos) y lo que querría Hacienda (una mayor recaudación de la subasta).

«A todo el mundo le gustaría que fuera más holgada para las operadores, seguro que el Ministerio de Hacienda dice que teníamos que haber apretado más y yo estoy francamente convencido de que nos hemos quedado en el punto medio adecuado», ha asegurado Nadal en una comparecencia durante el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. A juicio del ministro, tiene que haber «algo de competencia» entre los operadores para tener las bandas, porque, de lo contrario, se estarían «prácticamente regalando».

Para desarrollar bien la potencialidad de ese espectro una teleco debe contar al menos con 80 MHz, aunque lo óptimo sería contar con 100 MHz. Así que los límites que ha establecido el Gobierno de cara a la subasta, no beneficia a todos por igual. El primer operador en criticar el modelo elegido ha sido Vodafone por ser el que se encuentra en una posición comparativamente peor, ya que, al contrario que Telefónica y Orange, no tiene frecuencias en la parte de la banda de 3,5 Ghz ya subastada en el pasado.

«Nos parece mal el límite de 120 Mhz. Claramente se está dando prioridad a maximizar los precios en la subasta cuando se debería buscar un equilibrio entre lo que se va a invertir en compra de espectro y despliegue de red», ha dicho el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, en un encuentro con la prensa.

Telefónica y Orange disponen de 40 MHz cada uno entre los 3,4 y los 3,6 Ghz, por lo que con el límite establecido por el Ministerio aún podrían comprar 80 Mhz más en la subasta. Si decidieran hacerlo y estuvieran dispuestos a pagar lo que hiciera falta para conseguirlo, Vodafone y el resto de compañías interesadas tendrían que repartirse los 40 Mhz restantes o pujar hasta conseguir hacerse con más.

«Hay un riesgo (con el modelo elegido): si alguien está dispuesto a pagar de más por el espectro podríamos tener una situación muy mala de que alguien con mucho dinero, acabara con una situación privilegiada», ha añadido Coimbra. Para Vodafone, el límite óptimo habría sido 80 MHz, que habría permitido que todos pudieran competir «de tú a tú» y habría evitado que los precios se pudieran disparar

En caso de haber sido ese límite, Telefónica y Orange sólo podrían haber comprado 40 Mhz más cada uno y Vodafone y el resto de compañías tendrían para repartirse hasta 120 Mhz restantes. Según fuentes del sector, debido a las características técnicas del 5G, el mínimo de espectro en esta banda para tener una red de óptima es 80 Mhz, mientras que con 100 Mhz se pasaría a tener una de muy buena calidad.

Según el Plan Nacional del 5G, la banda de 3,4-3,8 GHz está considerada prioritaria para facilitar los despliegues iniciales de la nueva tecnología móvil, en particular para los servicios de banda ancha mejorada.  Para asegurar un uso más eficiente del espectro y adecuado a las necesidades tecnológicas que requiere el 5G, el Plan sugiere la conveniencia de proceder a un diseño de la banda para que funcione en modo TDD, con bloques de mayor tamaño que permitan mayores velocidades. Para ello, además de licitar la banda 3,6-3,8 GHz, el Gobierno analizará como reordenar la banda 3,4-3,8 GHz para que las frecuencias de cada operador en el conjunto del la banda de 3,5 GHz estén juntas.

Comentar ()