Economía

Inditex sortea las dudas del mercado y 'regala' 3.100 millones a Amancio Ortega en un día

Inditex sortea las dudas del mercado y 'regala' 3.100 millones a Amancio Ortega en un día.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, junto a Amancio Ortega, en una foto de archivo. EFE

El próximo 28 de marzo, Amancio Ortega celebrará su 82 cumpleaños. Pero, dos semanas antes de la efeméride, el reconocido empresario ya ha recibido por adelantado un preciado regalo de parte de su gran creación: Inditex. La compañía le ha brindado en un solo día una ganancia en el entorno de los 3.100 millones de euros, con el anuncio de una mejora de su dividendo y la fuerte subida que ha experimentado en bolsa.

El gigante español del textil experimentó este miércoles una jornada de fuertes emociones. Inditex hizo públicos a primera hora de la mañana unos resultados que muestran un aumento del beneficio del 7%, pero que ponen de manifiesto una notable ralentización del crecimiento en 2017 y, como se temía, un deterioro de los márgenes financieros por quinto año consecutivo.

Este conjunto de datos no tardó en despertar los nervios entre los inversores, quienes propinaron a las acciones de Inditex un severo castigo, que llegó a superar el 5% de caídas en los primeros instantes de la sesión. Sin embargo, con el paso de los minutos y tras el mensaje de su presidente Pablo Isla, primero ante analistas y más tarde ante la prensa, la cotización de la matriz de Zara fue recuperando el terreno perdido para, al final del día, colarse entre los mejores valores del Ibex, con una ganancia del 3,83%, que representa su mayor subida en bolsa desde el verano de 2016.

La subida en bolsa ha elevado el valor de las acciones de Ortega en Inditex en 1.718 millones

Este repunte ha supuesto una subida del valor bursátil de Inditex hasta los 78.508 millones de euros, 2.898 millones de euros más que al cierre de la sesión del martes. Teniendo en cuenta que Amancio Ortega es el máximo accionista de la compañía, con el 59,29% de las acciones, esto significa que el valor de su participación se ha incrementado en más de 1.718 millones de euros.

Pero antes de ésta, Ortega ya había recibido otra alegría, ya que la dirección del grupo textil ha anunciado que espera elevar un 10,3% el dividendo con cargo a 2017, hasta un total de 0,75 euros, por encima de las previsiones del mercado. Si esto implica el reparto de 2.337,5 millones de euros entre sus accionistas, el grueso de esa cantidad, unos 1.386 millones, irán a parar al bolsillo de su máximo accionista y fundador.

En los últimos meses, el empresario gallego ha perdido, a causa de la crisis bursátil de Inditex, varias posiciones en la lista Forbes de las personas más ricas del mundo -que ha llegado a liderar en diversas ocasiones-, hasta situarse en la séptima posición actualmente.

Convence la apuesta por el canal online

Aunque llamativo, el giro que experimentaron este miércoles las acciones de Inditex no fue del todo una sopresa, ya que fueron mayoría los analistas que opinaron que las cuentas de la compañía merecían más aplausos que reprimendas por parte del mercado. Después de nueve meses a la baja en bolsa, en la que ha visto esfumarse alrededor de un tercio de su valor, por las incertidumbres que genera el auge del comercio online y la consiguiente competencia de gigantes digitales como Amazon o Alibaba, la resistencia que evidenciaron las cifras de la compañía -registró crecimientos de todas sus marcas en todas sus áreas geográficas- son vistas como un logro a valorar.

«Después de todo, el 5% de crecimiento orgánico no está nada mal y la marcada resistencia a la crisis del mercado en todas las áreas geográficas y todas las líneas comerciales es reconfortante», comentan los expertos de Alphavalue a través del portal Divacons.es.

Los expertos han comprado parte del optimismo transmitido por la dirección del grupo, al considerar que la estrategia que sigue Inditex de creciente aportación del negocio online de una manera lo más integrada posible con los servicios en tiendas físicas ofrecen suficiente potencial para confiar en el crecimiento futuro del grupo textil.

«Creemos que los fundamentos del negocio están intactos y que la dirección está gestionando proactivamente su mix de canales, de modo que el negocio esté bien posicionado frente a los cambios estructurales en la industria», observan los analistas de Santander.

Uno de los aspectos más valorados de la presentación fue la mayor transparencia mostrada por la compañía, que detalló cuánto de la caída de márgenes era achacable al impacto de las divisas y desveló por primera vez el peso que tienen en su negocio las ventas a través del canal online.

La capacidad de crecer en todos los mercados, en una difícil coyuntura, es muy apreciada por los analistas

«Lo más interesante es que la compañía dijo que hubo un arrastre de 50 puntos básicos de la moneda en los márgenes brutos de todo el año. Esto explica por completo por qué los márgenes EBIT para todo el año cayeron en 30 puntos básicos, y debería tranquilizar a los interesados ​​sobre la trayectoria del margen EBIT subyacente», comentan en Deutsche Bank.

Por su parte, los analistas de Alantra ponen el foco en la evolución del negocio online, que creció un 41% en el ejercicio y supone actualmente un 10% de las ventas totales del grupo y un 12% en los mercados en los que ya está implantado. «El rápido crecimiento anunciado por Inditex demuestra que el negocio online no está canibalizando las ventas en tiendas», observan.

Esto no significa que los deberes estén hechos, pues son varias las firmas que consideran que los pesos actuales del negocio online en el negocio de la firma que preside Pablo Isla son aún muy bajos. «La penetración de sus ventas online sigue siendo débil, contribuyendo solo el 12% a los mercados con comercio electrónico establecido», apuntan en Alphavalue, donde advierten de que «la oferta online no es lo suficientemente competitiva y debería ser más agresiva para ganar terreno frente a los sofisticados servicios propuestos por los minoristas totalmente digitales. Además, el crecimiento online tiene que ser más rápido para mitigar la reducción de afluencia a las tiendas físicas».

En cualquier caso, y pese a los retos, la apuesta por hacer del negocio online la base del crecimiento futuro presenta otra ventaja y es que, como advierte Iván San Félix, analista de Renta 4, es una pata que requiere menos inversiones que las tiendas físicas, en las que la compañía ha hecho en los últimos tiempos un intenso esfuerzo de optimización.

Por eso, en Santander observan que para Inditex «el crecimiento futuro es cada vez más ligero en capital (a diferencia de gran parte de la competencia)».

Con todos estos puntos a su favor, la mayor parte de los analistas otorga a día de hoy interesantes potenciales de revalorización a Inditex. «Seguramente el mercado se ha pasado un poco de frenada en el castigo a Inditex, porque es una compañía a la que la mayoría de analistas seguimos viendo valor», sentencia San Félix.

Comentar ()