Economía

La crisis de Venezuela puede generar escasez de petróleo en los mercados

La crisis de Venezuela podría provocar escasez de petróleo en los mercados.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su visita a un buque petrolero.

La crisis que atraviesa Venezuela puede tener consecuencias de calado para la economía internacional. Los mercados mundiales se enfrentan al riesgo de un déficit de petróleo, ante la fuerte caída que viene experimentando la producción en el país latinoamericano, y que se dirige hacia sus niveles más bajos en los últimos 70 años.

«Dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el mayor factor de riesgo es, y probablemente seguirá siendo, Venezuela», ha asegurado la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en un informe publicado este jueves.

Según éste, el mercado se enfrenta al riesgo de un déficit de oferta si no se producen medidas que compensen la caída de la producción en el mercado venezolano.

La AIE mejora sus previsiones de demanda de petróleo por la fortaleza económica

Con los países de la OPEP luchando por impulsar los precios del petróleo, la debilidad de la oferta venezolana podría convertirse en un factor que acelere aún más la remontada del crudo, que acumula repuntes superiores al 45% en los últimos nueve meses.

Sobre todo, porque las advertencias sobre Venezuela han venido acompañadas de una mejora de las previsiones de demanda, ante la fortaleza de la economía mundial. Así, la AIE ha revisado al alza su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 1,5 millones de barriles al día, hasta 99,3 millones de barriles en 2018, 100.000 más que en su pronóstico anterior.

Polonia, Turquía, Japón y Estados Unidos aparecen como los principales impulsores de este aumento de la demanda prevista.

Nivel más bajo en 70 años

La producción de crudo en Venezuela se ha reducido a menos de la mitad en los veinte años transcurridos desde que el expresidente Hugo Chávez ascendió al poder. El pasado mes de febrero se situó 1,5 millones de barriles al día, 60.000 menos que el mes anterior, y la AIE espera que siga reduciéndose hasta cerrar el año en los 1,38 millones de barriles, unos niveles que no se han visto en los últimos 70 años -con la excepción de cuando se produjo la huelga de 2002-.

Algunas estimaciones señalan que los actuales niveles de producción de crudo en Venezuela se reducirán a cerca de la mitad en 2023.

«Con Venezuela en crisis, el crecimiento neto de la capacidad total de producción de la OPEP será de solo 750.000 barriles al día», ha apuntado la AIE, que calcula esta cifra incluyendo la suposición de que finalmente se reinicie la producción de cerca de 500.000 barriles diarios de la Zona Neutra y un cierto grado de estabilidad en Libia y Nigeria.

La producción de Venezuela podría reducirse a casi la mitad en los próximos cinco años

La AIE calcula que la OPEP bombeó un total de 32,10 millones de barriles diarios en febrero, frente a los 32,17 millones de enero, en especial por la caída de producción en Venezuela. El cártel cumplió con sus compromisos de reducción de la oferta hasta un nivel récord.

Fuera de la OPEP, EEUU lidera el crecimiento de la capacidad, convirtiéndose en el actor dominante del mercado mundial. La AIE estima que la producción de EEUU crecerá en 3,7 millones de barriles diarios, más de la mitad del crecimiento de la capacidad de producción mundial de 6,4 millones de barriles al día. «Podría ser incluso más alta en 2023 si los precios suben por encima de las suposiciones actuales», ha aseverado.

Comentar ()