Economía

España dispara un 40% las reservas de agua en los embalses en sólo un mes de lluvias

logo
España dispara un 40% las reservas de agua en los embalses en sólo un mes de lluvias
Embalse de Ullibarri-Gamboa, en Álava.

Embalse de Ullibarri-Gamboa, en Álava. Europa Press

Resumen:

Las lluvias registradas durante las últimas semanas en casi toda España están sirviendo para revertir la situación crítica en que se encontraba la reserva hidráulica del país. Los embalses españoles alcanzan ahora el 60,2% de su capacidad total, con un total de 33.729 hectómetros cúbicos de agua, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura. El agua embalsada se ha disparado un 40,1% en sólo un mes de lluvias, desde los poco más de 24.000 hectómetros cúbicos (el 42,9% de la capacidad total) que se registraban hace justo cuatro semanas. Y las reservas han crecido todo un 64% en relación a los mínimos que se registraron a mediados de diciembre con menos de 20.500 hectómetros, y sólo un 36,5% del total.

Las lluvias registradas durante las últimas semanas en casi toda España están sirviendo para revertir la situación crítica en que se encontraba la reserva hidráulica del país. Los embalses españoles alcanzan ahora el 60,2% de su capacidad total, con un total de 33.729 hectómetros cúbicos de agua, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura.

El agua embalsada se ha disparado un 40,1% en sólo un mes de lluvias, desde los poco más de 24.000 hectómetros cúbicos (el 42,9% de la capacidad total) que se registraban hace justo cuatro semanas. Y las reservas han crecido todo un 64% en relación a los mínimos que se registraron a mediados de diciembre con menos de 20.500 hectómetros, y sólo un 36,5% del total.

En el último mes, el total de agua embalsada en los pantanos del país se ha incrementado en 9.652 hectómetros cúbicos (con un aumento de 3.609 hectómetros cúbicos sólo en la última semana). La mejoría es palpable en casi toda España. Sólo en casi toda.

Y es que las cuencas del Segura y del Júcar siguen sufriendo unos niveles de reservas realmente preocupantes, con sólo un 22,4% y del 30,2% de su capacidad total, respectivamente. Una situación que contrasta con embalses al 100% de su capacidad en las cuentas internas del País Vasco, al 94,8% en Tinto, Odiel y Piedras, al 94,5%  en el Cantábrico Oriental, al 89,3 en la costa de Galicia o al 86,5% en Cantábrico Occidental.

A pesar de la mejoría, los efectos de la sequía que viene sufriendo España desde 2014 aún se notan. De hecho, pese al incremento de las reservas de las últimas semanas aún se sitúan por debajo de la media de la última década. Los 33.729 hectómetros actuales aún están lejos de los más de 38.300 hectómetros de media de los últimos diez años.