El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha puesto su traje más político en el debate de enmiendas a la totalidad de los Presupuestos de 2018 y ha llamado a la oposición a apoyar las cuentas bajo el argumento de que no hacerlo sería no apoyar la redistribución de la recuperación económica entre la sociedad, especialmente entre los pensionistas y los funcionarios públicos.

“Afrontemos juntos la distribución de la recuperación económica […] Seguro que ningún diputado está en contra de que subamos las pensiones y los sueldos a los funcionarios o que mejoremos la financiación a las comunidades autónomas”, ha indicado durante su comparecencia inicial.

Montoro se ha dirigido así al Hemiciclo del Congreso de los Diputados con el objetivo de recabar los 235 apoyos necesarios para tumbar los seis vetos presentados por la oposición al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Estado de 2018.

Montoro ha cincelado durante los últimos meses el respaldo de Ciudadanos, con el que ha acordado una importante rebaja del IRPF, y, sobre todo, ha peleado un acuerdo con PNV, que viene supeditando su voto a que el Gobierno de marche atrás y deje de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Además, sigue en el aire el posible apoyo de Foro o el voto de Nueva Canaria.

En cambio, el Gobierno se ha encontrado desde el primer momento con el rechazo frontal a sus Presupuestos de Podemos y PSOE.

Montoro asegura que las pensiones se pagarán

En un tono más conciliador, Montoro ha recordado a los grupos parlamentarios que, una vez superado este trámite de enmiendas a la totalidad, se podrán negociar mejoras en el debate de enmiendas parciales. «Se podrá mejorar el Presupuesto y tratar de beneficiar a más gente todavía. Tendemos la mano a los grupos que quieran corresponsabilizarse de la recuperación económica, porque si no hay ¿de que recuperación estamos hablando?», ha insistido.

Dicho esto, el ministro de Hacienda ha dedicado buena parte de su intervención a recalcar, como en las últimas semanas, que «son los Presupuestos de las pensiones». Incluso, ha señalado que, para algunos de los pensionistas, la subida de las pensiones prevista para 2018 «supone superar el índice de revalorización de las pensiones».

Más aún, ha recalcado que «una cosa es que la Seguridad Social esté en déficit y otra que esté en peligro el pago de las pensiones», puesto que en caso de necesidad el Estado se puede encargar, como lo está haciendo, de su financiación.

Con todo, Montoro ha insistido en que «las pensiones se van a actualizar en la medida que aumente la capacidad económica de España», pese a que el Pacto de Toledo se encuentra de cerrar un acuerdo para que el IPC vuelva a ser un factor determinante de las subidas anuales de las pensiones.

Montoro enmienda a Hernando

Además, el ministro de Hacienda ha realizado una suerte de enmienda al portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, quien este domingo consideraba que los pensionistas deberían dar las gracias al Gobierno por subirles las pensiones en los Presupuestos.

En su lugar, Montoro no ha escatimado en agradecimientos a los pensionistas, y ha indicado que «las pensiones son el gran canal de solidaridad entre los españoles». «Son el reconocimiento de que aquellos que trabajaron antes y que lo hicieron en condiciones difíciles y tienen que tener la tranquilidad de que van a cobrar», ha zanjado.