Economía | Empresas

Iberdrola denuncia a la brasileña Eletropaulo por romper el acuerdo para su compra

El grupo brasileño suspendió la ampliación de capital pactada con Neoenergia y que garantizaba que la filial de Iberdrola se haría directamente con una participación del 30%.

logo
Iberdrola denuncia a la brasileña Eletropaulo por romper el acuerdo para su compra
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. EFE

Resumen:

Iberdrola abre un nuevo frente en su guerra por hacerse con el control de la brasileña Eletropaulo. Y ese nuevo frente es precisamente contra la propia dirección de Eletropaulo, a la que acusa de haber roto el acuerdo que habían sellado para facilitar la compra de la distribuidora por Neoenergia, la filial local del grupo español. En plena guerra de opas entre Iberdrola y Enel –la dueña de Endesa- por la distribuidora brasileña, Neoenergia ha presentado un recurso ante la Cámara de Arbitraje del Mercado de Brasil contra la decisión de Eletropaulo de anular la ampliación de capital que servía para prácticamente garantizar la cesión del control de la compañía, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la situación.

Iberdrola abre un nuevo frente en su guerra por hacerse con el control de la brasileña Eletropaulo. Y ese nuevo frente es precisamente contra la propia dirección de Eletropaulo, a la que acusa de haber roto el acuerdo que habían sellado para facilitar la compra de la distribuidora por Neoenergia, la filial local del grupo español.

En plena guerra de opas entre Iberdrola y Enel –la dueña de Endesa- por la distribuidora brasileña, Neoenergia ha presentado un recurso ante la Cámara de Arbitraje del Mercado de Brasil contra la decisión de Eletropaulo de anular la ampliación de capital que servía para prácticamente garantizar la cesión del control de la compañía, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la situación.

Iberdrola había sellado un acuerdo con Eletropaulo para tomar el control de la sociedad mediante una ampliación de capital y una opa. Neoenergia, el gigante energético brasileño controlado en un 52,5% por Iberdrola, había pactado acudir a una ampliación de capital por el 40,4% de Eletropaulo (garantizándose que podría tomar al menos el 80% del aumento de capital, lo que le permitiría tomar una participación del 30% del grupo) y también lanzar una opa para tomar el control de la compañía.

La dirección de Eletropaulo acabó suspendiendo esa ampliación de capital después de que Enel y la propia Iberdrola se enzarzaran en una guerra de ofertas de compras, que ha conllevado varias subidas del precio de adquisición por parte de los rivales.

La brasileña Energisa se retira de la puja por Eletropaulo y deja solas a Iberdrola y Enel

El consejo de la brasileña prefirió que la pugna entre las dos compañías sirviera para que sus accionistas pudieran vender a un mejor precio, dejando aparcada la operación pactada con Neoenergia. Sin esa ampliación de capital, Iberdrola perdía la ventaja que había conseguido de cara a la subasta de las acciones de Eletropaulo, prevista para el 18 de mayo pero finalmente retrasada hasta el 4 de junio.

En la puja por Eletropaulo se han quedado solas Neoenergia y Enel, después de que el otro rival por hacerse con el control de la distribuidora, la brasileña Energisa, haya decidido retirarse del proceso, según confirman fuentes del mercado.

La pugna por Eletropaulo se ha convertido en choque frontal. Iberdrola ha llegado incluso a remitir una carta a la Comisión Europea en la que acusa abiertamente a Enel de competencia desleal por estar aprovechando el respaldo  que le da el Estado italiano, su principal accionista con un 25%.

“Iberdrola ha notado de un tiempo a esta parte que uno de nuestros principales competidores, la compañía estatal Enel, no está operando de acuerdo con criterios de mercado y está adoptando decisiones fuera de cualquier lógica económica o de negocio”, subrayaba la eléctrica española en su carta.

Comentar ()