Economía

El sector de renovables se dispara en bolsa ante el giro de la política energética

Compañías como Audax o Solaria estiran su escalada en bolsa tras el relevo en La Moncloa, confiadas en que el Ejecutivo de Pedro Sánchez fomente las energías limpias

logo
El sector de renovables se dispara en bolsa ante el giro de la política energética
El sector de renovables festeja en bolsa el giro en la política energética del Gobierno

Instalación de energía eólica. EFE

Resumen:

El sector energético, con las firmas de renovables al frente, celebra con contundentes ganancias en bolsa las expectativas generadas por el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

Este lunes, Abengoa sellaba alzas superiores al 30%, Audax sumaba cerca de un 15% y Solaria repuntaba un 5,5%, mientras que algunas de las grandes compañías energéticas del Ibex, como Iberdrola o Enagás estiraban su reciente remontada sobre el parqué, desde que se produjo el relevo en La Moncloa.

Las especulaciones de que el nuevo Gobierno mantendrá la remuneración a las energías renovables cuando haya que renovar el marco regulatorio, ha alimentado el optimismo inversor, que espera que tampoco se varíe el pago por el resto de actividades reguladas.

Sin embargo, los expertos alertan de que las incertidumbres son aun muy elevadas y que ni siquiera es seguro que el actual Gobierno pueda llegar hasta el momento de aprobar el siguiente marco regulatorio.

El sector de renovables lleva disfrutando desde hace tiempo de unas crecientes expectativas por el auge de las energías limpias a nivel global, lo que ha dado lugar a que compañías como Solaria y Audax en el Indice General y Siemens Gamesa en el Ibex, se encuentren entre los mejores valores del año.

Un sector comienza a erigirse como el gran beneficiado del cambio político en La Moncloa. El giro que parece avistarse en el ámbito de la política energética se ha traducido en un resurgir de la confianza inversora hacia las compañías del sector de renovables. Los movimientos de las compañías del sector son suficientemente elocuentes: este lunes las acciones de Abengoa se disparaban por encima del 32%; Audax Renovables escalaba cerca de un 15%; y Solaria se anotaba un alza del 5,7%.

Estos movimientos se producen después de que la nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se manifestara a favor de que Europa adopte objetivos más ambiciosos en su compromiso de transición hacia energías menos contaminantes. Los ministros de los Veintiocho pactaron inicialmente el objetivo de alcanzar el 27% de renovables en la generación eléctrica y un 30% de mejora de eficiencia energética en 2030. La nueva posición de España es la de ir mucho más allá e incluso respaldar la propuesta de la propia Eurocámara, que apuesta por elevar esos objetivos hasta el 35% tanto en renovables como en eficiencia energética.

Estos comentarios alimentan las expectativas de que el nuevo Gobierno implemente en España una políticas más propicias para el desarrollo de las energías renovables, al tiempo que promueve el abandono de energías como la nuclear o el carbón. Las noticias que apuntan a que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez pretende mantener sin cambios la remuneración a la producción mediante renovables, en el 7,4%, cuando haya que revisarlo en 2019 han sido recibidas con cierto optimismo por los inversores. Y no solo en torno a las compañías más pequeñas y especializadas en energías renovables.

Desde el cambio de Gobierno, Acciona sube más de un 10%, mientras Iberdrola y Enagás se anotan más de un 6%

Desde el inicio de junio, cuando se hizo efectivo el relevo en el Gobierno, compañías como Acciona, con un elevado componente de renovables en su mix de negocio, se ha revalorizado más de un 10%, mientras que Iberdrola, Enagás y Red Eléctrica suman ganancias entre el 7% y el 5,5%, por encima del 4,5% que remonta el Ibex en ese periodo. Entre otras cuestiones, los analistas observan que si se mantiene la remuneración de las renovables, “debido a razones de simetría regulatoria” resultaría “muy difícil justificar un recorte en los rendimientos del resto de las actividades reguladas desde el 6,5% que están disfrutando actualmente”, según observan en Banco Santander.

Esto representa un cambio muy significativo frente a las intenciones del anterior Gobierno, que parecía dispuesto a promover un recorte bastante significativo de estos pagos. Sin embargo, los expertos advierten de que, “actualmente, el nuevo Gobierno no ha indicado si desea mantener los retornos sin cambios o, incluso, si podrá hacerlo, ya que su capacidad para aprobar nueva legislación es muy limitada, dada su posición minoritaria en el Congreso”, explican en Alantra.

La misma idea defiende Ángel Pérez, analista de Renta 4, que resalta que la nueva regulación debe aprobarse a finales de 2019 y “es difícil saber qué Gobierno habrá entonces” y advierte de que las capacidades presupuestarias del Ejecutivo de Sánchez pueden limitar también su posibilidad de actuación en el sector. Por esa razón, no espera cambios radicales a corto plazo en la legislación energética y sostiene que el impacto en mercados debe ser reducido.

Un ejercicio positivo

En cualquier caso, el mercado hace tiempo que viene jugando con las expectativas de un futuro prometedor para el sector de renovables. La creciente concienciación internacional sobre los efectos del cambio climático y el auge de nuevas tecnologías renovables han llevado a muchos inversores a tomar posiciones en compañías que pueden beneficiarse de esa tendencia. “De cara a futuro hay mucho negocio para estas compañías, aunque también muchas competencia”, advierte Pérez.

En este contexto se enmarca el tirón de compañías como Audax y Solaria, que destacan al frente de las subidas en la Bolsa de Madrid en 2018, tras firmar unas espectaculares revalorizaciones del 600 y el 250%, respectivamente. Estas ganancias podrían estar también relacionadas con las especulaciones de que Repsol podría estar interesada, tras la venta de su participación en Gas Natural, en adquirir algún negocio en renovables. Audax alcanza actualmente una valoración de 434 millones, mientras que la capitalización de Solaria se eleva a 630 millones.

Por su parte, en el Ibex, Siemens Gamesa se mantiene como uno de los mejores valores del ejercicio, pese a sus tropiezos recientes, y acumula subidas del 14,26%, lo que le permite limar parte de las fuertes pérdidas sufridas en el ejercicio anterior.