Economía | EmpresasEn el primer trimestre

Inditex se atasca: sus ventas crecen al menor ritmo en más de una década

En el lado positivo, la compañía comunica una mejora de sus márgenes de negocio y anticipa un inicio del segundo trimestre más favorable

logo
Inditex se atasca: sus ventas crecen al menor ritmo en más de una década
Inditex se estanca: sus ventas crecen al ritmo más bajo en más de una década.

Tienda de la marca de moda Zara, del Grupo Inditex. EFE

Resumen:

Nuevo récord y nuevas dudas. Inditex ha vuelto a mostrarse en los tres primeros meses de 2018 como una compañía capaz de superarse a sí misma en las circunstancias más difíciles. Ni inclemencias climáticas, ni las tensiones en los mercados de divisas -que tanto afectan a una empresa de presencia global como la textil española- han impedido que el grupo que dirige Pablo Isla haya establecido un nuevo récord de ventas en el inicio del año: 5.654 millones de euros.

Sin embargo, tras esta cifra se esconde el menor ritmo de crecimiento de la cifra de negocio en más de una década. El incremento fue de tan solo un 2%, la mitad de los pronósticos que manejaban los expertos, que se situaban en torno al 4%.

Esta ralentización del negocio vuelve a poner sobre la palestra el debate sobre la capacidad de Inditex para salir indemne de la batalla desatada en el sector del comercio minorista, con la irrupción de los gigantes online, como Amazon o Alibaba. Estos miedos ya ocasionaron fuertes turbulencias sobre la evolución de la compañía en bolsa, aunque recientemente había enmendado su marcha sobre el parqué.

Con todo, Inditex sí puede presumir en este trimestre de un incremento de sus márgenes de rentabilidad, muy penalizados en los últimos tiempos, con el margen bruto sobre ventas alcanzando el 58,9%, 68 puntos básicos por encima del mismo periodo del año anterior.

Las cifras de la compañía se han visto muy golpeadas por el efecto divisa

En la nota difundida tras los resultados, Inditex explica que las cifras del negocio han estado fuertemente afectadas por el comportamiento de las divisas. De hecho, sin este efecto, sus ventas se habrían elevado un 7%. El resultado operativo (ebitda), se incrementó un 1%, hasta los 1.125 millones de euros y el beneficio alcanzó los 668 millones, un 2% más que el ejercicio anterior.

Pese a la ralentización del crecimiento, la compañía considera que sus cifras muestran un “robusto crecimiento”. Así, el presidente de la compañía, Pablo Isla, ha subrayado una vez más “la fortaleza del modelo integrado de tiendas y online, que, impulsada por la constante inversión, permite alcanzar estas sólidas cotas de crecimiento y la consiguiente generación de empleo”.

Según la nota remitida por Inditex para dar a conocer sus resultados, “estas cifras se sustentan en un sólido desempeño operativo y en el crecimiento de las ventas en tiendas comparables de todas las áreas geográficas”.

Entre febrero y abril la compañía con sede en Arteixo efectuó aperturas en 36 mercados, con lo que al cierre del periodo contaba con 7.448 tiendas en 96 países. “La superficie comercial siguió creciendo, mientras la compañía continuó con la política de diferenciación, ampliación y optimización de tiendas”, ha destacado el grupo, que, además, abrió su canal online en Australia y Nueva Zelanda.

Las renovaciones e inversiones se centraron especialmente en la incorporación de avances tecnológicos ligados a la política de integración de tiendas y venta a través de internet, como los incluidos en la recientemente renovada tienda de Stratford, en Reino Unido. Con todo, las inversiones financieras temporales se han reducido hasta los 1.272 millones, frente a los 1.824 millones del mismo periodo de 2017.

Inditex también ha anticipado una mejora de sus cifras en los primeros compases del segundo trimestre, en el que el crecimiento de las ventas a tipo de cambio constante alcanzan el 9%.