Economía | Empresas | Nacional

Hernández de Cos: "El Banco de España tiene que reforzar su influencia en Europa"

El nuevo gobernador del Banco de España subraya la independencia como valor de la institución para desarrollar sus funciones

logo
Hernández de Cos: "El Banco de España tiene que reforzar su influencia en Europa"
Pablo Hernández de Cos,, nuevo gobernador del Banco de España.

Pablo Hernández de Cos,, nuevo gobernador del Banco de España. EFE

Resumen:

ablo Hernández de Cos, nuevo gobernador del Banco de España, ha lanzado un mensaje eminentemente europeísta esta mañana durante la toma toma de posesión del cargo, al tiempo que ha reivindicado la independencia del organismo para desempeñar sus funciones. El recién nombrado número uno del supervisor de la banca, en sustitución de Luis María Linde, ha señalado que el Banco de España ha de dirigir sus esfuerzos a "estrechar los lazos de inserción, colaboración y coordinación con nuestros socios europeos con un propósito fundamental: reforzar nuestro peso y capacidad de influencia en la toma de decisiones".

Pablo Hernández de Cos, nuevo gobernador del Banco de España, ha lanzado un mensaje eminentemente europeísta esta mañana durante la toma toma de posesión del cargo, al tiempo que ha reivindicado la independencia del organismo para desempeñar sus funciones.

El recién nombrado número uno del supervisor de la banca, en sustitución de Luis María Linde, ha señalado que el Banco de España ha de dirigir sus esfuerzos a «estrechar los lazos de inserción, colaboración y coordinación con nuestros socios europeos con un propósito fundamental: reforzar nuestro peso y capacidad de influencia en la toma de decisiones».

Se trata de «un reto y una oportunidad, pero sobre todo es una responsabilidad para apoyar, desde el Banco de España, el proyecto de construcción europea», ha asegurando ante la mirada de la ministra de Economía Nadia Calviño, la ministra de Hacienda María Jesús Montero y la plana mayor de los bancos y demás instituciones financieras.

Por otro lado, ha destacado como segundo objetivo la labor de la institución para «contribuir a la estabilidad financiera y macroeconómica», en plena crisis reputacional.

En su opinión, «tras una crisis financiera sin precedentes, la reputación de los actores de política económica, de los bancos centrales en particular, incluso de la profesión económica en su conjunto, ha sufrido un enorme desgaste».

Así lo atestiguan, añade, «los cambios regulatorios e institucionales puestos en pie para evitar que se vuelvan a producir situaciones similares».

Identificar riesgos

Sin embargo, ha recalcado el técnico, «el verdadero test, aquel en el que nos jugamos el prestigio social y la credibilidad, pasa porque verdaderamente seamos capaces de identificar a tiempo los riesgos y vulnerabilidades […], que seamos capaces de actuar para mitigarlos o contribuir de manera decisiva a que se actúe cuando ello corresponda a otras instancias».

En opinión de Hernández de Cos, «la independencia es condición necesaria para alcanzar los objetivos mencionados y solo ella puede ofrecernos las mayores garantías de éxito».

En este sentido ha manifestado que «el ejercicio de la independencia debe fundamentarse sobre análisis y decisiones basadas en el máximo rigor intelectual», algo que constituye además «la mejor base desde la que abordar la necesaria rendición de cuentas y transparencia ante la sociedad».

El dirigente también ha querido llamar la atención sobre la excelencia de los empelados del Banco de España, en un momento en el que la tarea del regulador está en entredicho. «El buen desarrollo de nuestro doble papel de miembros del Eurosistema y de servidores públicos sólo puede garantizarse buscando la excelencia en nuestra tarea y promoviendo la excelencia de nuestros trabajadores. Esta excelencia ha sido y es, sin duda, uno de los sellos distintivos de esta institución», ha manifestado.

Entre los asistentes a la toma de posesión destacaron, además de las citadas ministras, Luis María Linde y Miguel Ángel Fernández Ordoñez, ex gobernadores del Banco de España; Javier Alonso, actual subgobernador; Sebastián Albella, presidente de la CNMV; Román Escolano, ex ministro de Economía; José María Roldán, presidente de la AEB; Antonio Zoido, presidende de BME; Jordi Gual, presidente de Caixabank; José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia; y Josep Oliu, presidente de Sabadell, entre otras muchas figuras del sector financiero.

Comentar ()