Economía | Pymes y Autónomos SEGÚN LA ESTIMACIÓN DE ATA

El 70% de autónomos pagará más con el plan de Trabajo de cotizar por sus ingresos reales

Las asociaciones ATA, UPTA y UATAE respaldan la propuesta del Ministerio de Trabajo, pero alertan de la dificultad de aplicarla y piden mantener la voluntariedad al menos para parte de los trabajadores.

logo
El 70% de autónomos pagará más con el plan de Trabajo de cotizar por sus ingresos reales
Trabajador autónomo.

Trabajador autónomo. ep

Resumen:

El Gobierno plantea abiertamente que los trabajadores autónomos calculen sus cotizaciones a la Seguridad Social en función de los ingresos reales que perciben. Lo propuso este lunes la propia ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con el objetivo de acabar con la situación actual en la que una parte de los trabajadores por cuenta propia no ingresan lo suficiente para siquiera atender la cuota mensual y otros cotizan muy por debajo de sus posibilidades. Las organizaciones que representan a los autónomos respaldan la propuesta. Consideran que cotizar en función de los ingresos reales es “justo” y “equitativo”, y servirá para solventar la situación dramática que sufren los autónomos con menores ingresos con dificultades para atender la cotización mínima actual. “El objetivo de cotizar de arreglo a los ingresos reales es lo ideal, aunque hay que debatir las fórmulas para poder aplicarlo”, subraya Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA). “Es fundamental empezar a cotizar en función de los ingresos, no tiene sentido que compartan la misma cotización de bases mínimas un quiosquero de un pueblo y un notario del centro de Madrid”, subraya Eduardo Abad, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Y el respaldo a la propuesta se repite también desde la unión de autónomos UATAE. Las asociaciones subrayan que ligar la cotización a los ingresos es la vía idónea para poder reducir las cuotas a los autónomos con menores ingresos. Pero, en paralelo, también abre la puerta a una subida de las cotizaciones a otros de los trabajadores por cuenta propia. “Adecuar la cotización a los ingresos reales sirve solucionar el problema de los autónomos que no llegan al salario mínimo interprofesional reduciendo sus cuotas, pero también supone subir la cotización al 70% de los autónomos. Siempre lo hemos dicho”, advierte Lorenzo Amor. “Cuidado con penalizar demasiado al resto de autónomos”.

El Gobierno plantea abiertamente que los trabajadores autónomos calculen sus cotizaciones a la Seguridad Social en función de los ingresos reales que perciben. Lo propuso este lunes la propia ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con el objetivo de acabar con la situación actual en la que una parte de los trabajadores por cuenta propia no ingresan lo suficiente para siquiera atender la cuota mensual y otros cotizan muy por debajo de sus posibilidades.

Las organizaciones que representan a los autónomos respaldan la propuesta. Consideran que cotizar en función de los ingresos reales es “justo” y “equitativo”, y servirá para solventar la situación dramática que sufren los autónomos con menores ingresos que tienen dificultades para siquiera atender la cotización mínima actual.

“El objetivo de cotizar de arreglo a los ingresos reales es lo ideal, aunque hay que debatir las fórmulas para poder aplicarlo”, subraya Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA). “Es fundamental empezar a cotizar en función de los ingresos, no tiene sentido que compartan la misma cotización de bases mínimas un quiosquero de un pueblo y un notario del centro de Madrid. Compartimos una a una las palabras de la ministra”, subraya Eduardo Abad, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Y el respaldo a la propuesta se repite también desde la unión de autónomos UATAE.

Sin embargo, desde las asociaciones de autónomos también se alerta de los “problemas técnicos” que supone la aplicación de este nuevo sistema de cotización. Desde la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) se subraya la dificultad de establecer los ingresos reales de los autónomos societarios (en la práctica, una empresa), los autónomos colaboradores (contratados por un familiar), los que tributan por módulos (lo hacen por rendimiento neto), o los que ahora están acogidos a la tarifa plana de cotización para nuevos autónomos…

Rebaja para unos, subida para otros

Las asociaciones subrayan que ligar la cotización a los ingresos es la vía idónea para poder reducir las cuotas a los autónomos con menores ingresos. “No es razonable que un autónomo que tenga unos ingresos en un mes de 150 euros tenga que pagar una cuota de 300 euros”, llegó a decir ayer la propia ministra Valerio. Pero, en paralelo, también abre la puerta a una subida de las cotizaciones a otros de los trabajadores por cuenta propia.

“Adecuar la cotización a los ingresos reales sirve para solucionar el problema de los autónomos que no llegan al salario mínimo interprofesional reduciendo sus cuotas, pero también supone subir la cotización al 70% de los autónomos. Cuidado con penalizar demasiado al resto de autónomos”, advierte Lorenzo Amor. Unas cifras que avalan otras fuentes del sector, y que resultan consistentes con el hecho de que cerca de un 80% del total de autónomos del país cotiza al mínimo legal. En España algo más de 3,2 millones de trabajadores lo son como autónomos.

La fórmula que plantea ATA pasaría por que los autónomos puedan seguir fijando voluntariamente su base de cotización y, con ello, su cuota mensual. Para luego, con carácter anual, se module la cuantía de pago de sus cotizaciones en función de cómo le ha ido el año y cuáles han sido sus ingresos. “No se puede fijar las cotizaciones en función de los ingresos del año anterior. Para los autónomos los ingresos son cambiantes, no se puede fijar la cotización por adelantado”, dice Amor.

Por su parte, UPTA propone al Gobierno establecer tres tramos de cotización. Un primer nivel para los autónomos que no alcanzan el salario mínimo (fijado para 2018 en 10.300 euros anuales) que se beneficiarían de una rebaja de las cotizaciones, hasta acercarlas a la tarifa plana de 50 euros al mes para los nuevos autónomos. Un segundo tramo para los autónomos con hasta 40.000 euros de ingresos, que podrían elegir voluntariamente su base de cotización desde el mínimo de 935 euros hasta el máximo de 3.550 euros. Y un último tramo para los trabajadores con ingresos superiores a los 40.000 euros, a los que se fijaría una base de cotización mínima de 1.800 euros.

La propuesta de Trabajo

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, anticipó ayer su pretensión de revisar el modelo de cotización de los autónomos para ligarla a los ingresos. La ministra advirtió de que algunos autónomos “están sobrecotizando y otros infracotizando”. Y es que mientras algunos no tienen ingresos suficientes para abonar la cuota, “tres de cada cuatro autónomos están cotizando por debajo de sus ingresos”.

“Debería haber un acuerdo para que los autónomos pudiesen cotizar en función de sus ingresos reales” como ocurre con los trabajadores por cuenta ajena, que pagan en función de sus salarios. Además, Trabajo propone que los autónomos puedan pagar sus cotizaciones trimestralmente y aplicar correcciones a lo largo del año, dado que sus ingresos pueden ser muy diferentes entre un mes y otro.

Comentar ()