Economía | Empresas

La CNMC rastrea todos los movimientos del mercado eléctrico por la subida de precios

El precio mayorista de la electricidad escala hasta su nivel más alto desde 2005 y la factura de la luz marca el segundo junio más caro de la historia, a pesar de que la ‘barata’ hidroeléctrica fue la mayor fuente de generación.

logo
La CNMC rastrea todos los movimientos del mercado eléctrico por la subida de precios
Torres de electricidad.

Torres de electricidad. ree

Resumen:

Oficialmente no hay investigación abierta. Porque la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) sólo investiga después de incoar un expediente. Hasta entonces, sólo analiza, examina, vigila…

Pero para el común de los ciudadanos se consideraría una investigación en toda regla. Y eso es lo que está sucediendo actualmente con la evolución del mercado mayorista de la electricidad.

La Dirección de Energía de la CNMC rastrea los movimientos de los operadores del mercado eléctrico para desentrañar las causas de la escalada de precios en la que se ha instalado. Y es que ese mercado eléctrico (también conocido como pool) acumula varios meses de incrementos de precios a pesar de que las circunstancias actuales del sector, en condiciones normales, conduciría a una rebaja de la cotización de la electricidad.

Hidroeléctrica y eólica, que son tecnologías que sirven para contener el precio de la electricidad, han aumentado su producción. Pero no está teniendo efectos en el precio.

El mercado mayorista, en el que eléctricastraders compran y venden electricidad marcando el precio del día siguiente, registró el mes pasado un precio medio de 58,46 euros por megavatio hora (MWh), un 5,6% más que en mayo y un 16,4% más que el mismo mes del pasado año. Pero es que el de este año se ha convertido en el junio con la electricidad más cara desde 2005.

La CNMC vigila las causas de que hayan prácticamente desaparecido del mercado mayorista las ofertas a precio bajo y de que la venta de generación hidroeléctrica se esté produciendo casi siempre a precios altos. No hay expediente abierto y formalmente no se considera investigación, pero las indagaciones del organismo van más allá de la mera supervisión rutinaria, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso.

Oficialmente no hay investigación abierta. Porque la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) sólo investiga después de incoar un expediente. Hasta entonces, sólo analiza, examina, vigila… Pero para el común de los ciudadanos se consideraría una investigación en toda regla. Y eso es lo que está sucediendo actualmente con la evolución del mercado mayorista de la electricidad.

La Dirección de Energía de la CNMC rastrea los movimientos de los operadores del mercado eléctrico para desentrañar las causas de la escalada de precios en la que se ha instalado. Y es que ese mercado eléctrico (también conocido como pool) acumula varios meses de incrementos de precios a pesar de que las circunstancias actuales del sector, en condiciones normales, conduciría a una rebaja de la cotización de la electricidad.

Hidroeléctrica y eólica, que son tecnologías que sirven para contener el precio de la electricidad, han aumentado su producción. Pero no está teniendo efectos en el precio. En el caso de la energía hidráulica, tras un 2017 desastroso por la sequía, ha disparado su producción un 80%, hasta incluso convertirse el mes pasado en la mayor fuente de generación eléctrica del país (con un 19,5% del total), superando a las centrales nucleares tras el parón de varias de ellas (se quedaron en el 19,3%)

El mercado mayorista, en el que eléctricastraders compran y venden electricidad marcando el precio del día siguiente, registró el mes pasado un precio medio de 58,46 euros por megavatio hora (MWh), un 5,6% más que en mayo y un 16,4% más que el mismo mes del pasado año. Pero es que el de este año se ha convertido en el junio con la electricidad más cara desde 2005.

La CNMC vigila las causas de que hayan prácticamente desaparecido del mercado mayorista las ofertas a precio bajo y de que la venta de generación hidroeléctrica se esté produciendo casi siempre a precios altos. No hay expediente abierto y formalmente no se considera investigación, pero las indagaciones del organismo van más allá de la mera supervisión rutinaria, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso.

El segundo junio más caro para el recibo de luz

La escalada de precios del mercado eléctrico mayorista tiene como consecuencia directa un fuerte de la tarifa regulada (denominada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, PVPC) que pagan más de 11 millones de pequeños consumidores domésticos en el país.

La factura eléctrica tipo (con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo anual de 3.500 kilovatios hora) ha escalado durante el mes de junio hasta los 65 euros, lo que supone un incremento del 1,7% en relación al importe medio del mayo pasado (que ya fue un mes récord) y del 5,6% en relación a junio de 2017.

Una subida que coloca el de este año como el segundo mes de junio con el recibo de la luz más caro de la historia, sólo por detrás del récord de junio de 2015, según los datos del consultor especializado en el mercado eléctrico Francisco Valverde y adelantados por El Periódico de la Energía.

Atendiendo a la cotización de los mercados de futuros para los próximos meses, hasta final de año se repetirán las subidas del precio de la electricidad y del recibo de la luz. Una tendencia que puede colocar al mercado mayorista eléctrico probablemente con su segundo nivel más alto en dos décadas y con la factura final de luz que pagan los usuarios en el entorno de los 784 euros en el conjunto del ejercicio, la tercera más alta de la historia.