Economía

El Gobierno excluirá a los autónomos de la subida del diésel

Avanza que ampliará la lista de morosos para incluir a los responsables subsidiarios y no solo a los deudores

logo
El Gobierno excluirá a los autónomos de la subida del diésel
Trabajador autónomo en un taller.

Trabajador autónomo.

Resumen:

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha desgranado este miércoles el contenido y el calendario de la reforma fiscal que pretende acometer para ampliar los ingresos del Estado y poder devolverlos a los ciudadanos a través de mejores servicios públicos, con cambios en la distribución para beneficiar más a las clases medias y con menos rentas.

Entre los paganos de este “cambio de rumbo” fiscal, como lo ha calificado durante su intervención en la Comisión de Hacienda del Congreso, estarán los grandes grupos empresariales, las multinacionales o los agentes de la nueva economía digital. Sin embargo, Montero ha dejado claro que ninguna subida fiscal penalizará a los ciudadanos por la vía del IRPF y ha matizado que también dejará al margen del mazazo tributario a autónomos y profesionales, que en las últimas semanas veían con temor una posible subida de la imposición del diésel que utilizan a diario comerciales o transportistas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha desgranado este miércoles el contenido y el calendario de la reforma fiscal que pretende acometer para ampliar los ingresos del Estado y poder devolverlos a los ciudadanos a través de mejores servicios públicos, con cambios en la distribución para beneficiar más a las clases medias y con menos rentas.

Entre los paganos de este “cambio de rumbo” fiscal, como lo ha calificado durante su intervención en la Comisión de Hacienda del Congreso, estarán los grandes grupos empresariales, las multinacionales o los agentes de la nueva economía digital. Sin embargo, Montero ha dejado claro que ninguna subida fiscal penalizará a los ciudadanos por la vía del IRPF y ha matizado que también dejará al margen del mazazo tributario a autónomos y profesionales, que en las últimas semanas veían con temor una posible subida de la imposición del diésel que utilizan a diario comerciales o transportistas.

Desde lo más inmediato, Montero ha anunciado que en las próximas semanas, presentará una Ley con medidas de refuerzo de la lucha contra el fraude que incluirá una ampliación del listado de Morosos creada por su antecesor en el cargo, Cristóbal Montoro. En detalle, Montero ha avanzado que adecuará la lista incluyendo a los responsables solidarios y no solo a aquellos deudores que tengan pendientes de pago desde un millón de euros. Además, ha señalado que se identificará a los que colaboran en la comisión de delitos fiscales.

En esa misma ley se incluirá una actualización de los paraísos fiscales y, en línea con lo que está pasando en Europa, el Gobierno actuará contras las planificaciones fiscales abusivas de las multinacionales.

Estas medidas deberían incrementar en el corto plazo los ingresos del Estado para poder definir un presupuestos más expansivos de cara a 2019, que Montero ha dicho que serán “más sociales, igualitarios y descentralizados”, que doten de más recursos a las comunidades autónomas para mejorar los servicios públicos, mientras se desarrolla la reforma de la financiación autonómica.

La fiscalidad cuidará a trabajadores y autónomos

Del lado de los impuestos y los que los pagan en tiempo y forma, Montero ha asegurado que el Gobierno trabajará por que el sistema fiscal sea más progresivo. “La política fiscal debe ser progresiva, para que cada uno aporte en virtud de su capacidad y reciba en función de su necesidad”, ha añadido.

Bajo este enunciado, los que aportarán serán las grandes empresas o los agentes de la nueva economía digital –que con la actual estructura obsoleta no están aportando lo que deberían–, y los que han de recibir serán los trabajadores, especialmente aquellos con menores rentas, y los autónomos y profesionales.

En este sentido, ha avanzado que el Gobierno sigue pensando en una reforma del Impuesto de Sociedades para que las grandes corporaciones contribuyan más, “intentando acercar el tipo teórico al real”. Así, no ha mencionado el suelo del 15% en el tipo efectivo del impuesto que hasta ahora se había propuesto el PSOE. En este punto, Montero ha asegurado que cualquier reforma en este sentido “no va a afectar a las pymes”.

Además, la ministra de Hacienda sostiene que con carácter “inminente” presentará una Ley sobre los servicios digitales (‘Tasa Google’), para que las empresas del sector tributen por los ingresos generados por actividades digitales, como la venta de publicidad online, las plataformas digitales o las actividades de venta de datos.

Los autónomos y el diésel

Por otro lado, Montero ha avanzado que el Gobierno trabaja en un paquete de fiscalidad medioambiental, que presentará en las próximas semanas, para conjugar la tributación con la sostenibilidad y retos como el del cambio climático. Según ha dicho, su afán no será recaudatorio.

En anteriores ocasiones, la ministra de Hacienda había avanzado que este paquete incluirá una igualación de la tributación de la gasolina y el diésel, para desincentivar el uso de éste último, más contaminante.

Este futuro cambio ha puesto en pie de guerra a las organizaciones de autónomos, que han alertado de que supondrá un palo para muchos profesionales, como comerciales o transportistas, que tienen  el diesel entre sus principales factores de coste.

El impuesto a la banca, a la cola

Menos detalles ha aportado la ministra de Hacienda, a la hora de hablar de la creación de nuevos impuestos a la banca, como los anunciados hasta la fecha.

Se ha limitado a señalar que el Gobierno sigue avanzando en este sentido porque entiende que el sector financiero “aún no ha hecho la contribución necesaria en términos tributarios”.