Economía | Empresas

IAG, Ryanair e easyJet denuncian a Francia por las huelgas de los controladores aéreos

Las compañías consideran el Estado francés infringe la legislación europea al no permitir sobrevolar territorio galo durante los paros impidiendo la libre circulación dentro de la UE.

logo
IAG, Ryanair e easyJet denuncian a Francia por las huelgas de los controladores aéreos
El aeropuerto de París-Charles de Gaulle.

El aeropuerto de París-Charles de Gaulle. ep

Resumen:

IAG (el holding que agrupa a Iberia, British Airways y Vueling), Ryanair, easyJet y la húngara Wizz Air han presentado ante la Comisión Europea sendas denuncias contra Francia por su actuación durante las huelgas de los controladores aéreos galos.

El Gobierno francés está impidiendo sobrevolar a las aerolíneas su territorio durante los paros, incluso a vuelos que no tienen ni origen ni destino en aeropuertos franceses, sino que simplemente tienen que atravesar su espacio aéreo.

Una actuación con la que los cuatro grupos aéreos considera que Francia está infringiendo la legislación comunitaria al no respetar los derechos de libre circulación dentro de la UE.

Los gigantes de la aviación europea lanzaron una ofensiva conjunta para quejarse de las continuas huelgas de los controladores en algunos países y de la mala organización del control aéreo en otros, que estaban provocando miles de cancelaciones de vuelos y de retrasos para las aerolíneas. Ahora algunos de esos gigantes han decidido también abrir una batalla legal.

IAG (el holding que agrupa a Iberia, British Airways y Vueling), Ryanair, easyJet y la húngara Wizz Air han presentado ante la Comisión Europea sendas denuncias contra Francia por su actuación durante las huelgas de los controladores aéreos galos.

El Gobierno francés está impidiendo sobrevolar a las aerolíneas su territorio durante los paros, incluso a vuelos que no tienen ni origen ni destino en aeropuertos franceses, sino que simplemente tienen que atravesar su espacio aéreo.  Una actuación con la que los cuatro grupos aéreos considera que Francia está infringiendo la legislación comunitaria al no respetar los derechos de libre circulación dentro de la UE. “Los pasajeros que tienen que sobrevolar Francia se ven privados de su libertad de circulación entre estados miembros que no están afectados por las huelgas”, sostienen las aerolíneas.

Las huelgas de controladores de tráfico aéreo en Francia se han cuadruplicado respecto a 2017. El Senado francés ha reconocido que Francia es responsable del un tercio de todos los retrasos de vuelos en Europa. Según Eurocontrol, hasta junio de este año más de 16.000 vuelos sufrieron demoras  debido a los 29 días de huelga de los controladores de tráfico aéreo, afectando a más de dos millones de pasajeros. El verano pasado, la Comisión Europea ya señaló que desde 2005 se han producido unas 357 huelgas de ATC en Europa, lo que equivale aproximadamente a un mes al año de disrupciones de los cielos europeos.

“Debe haber un equilibrio entre el derecho de huelga y el derecho de libre circulación. Las huelgas de controladores aéreos en Francia no solamente afectan a pasajeros que vuelan desde y hacia el país galo, sino que también impactan a personas que viajan en rutas que cruzan el territorio francés, especialmente las que sobrevuelan el extenso espacio aéreo de Marsella y del Mediterráneo, y que están sufriendo retrasos y disrupciones significativas”, sostiene Willie Walsh, consejero delegado de IAG, quien subray que “esto afecta a todas las aerolíneas y tiene un impacto muy negativo en el turismo y en la economía española”.

Las denuncias identifican un precedente legal para este caso directamente vinculado por España. En 1997, las autoridades españolas presentaron denuncias ante la Comisión Europea tras haber sufrido durante muchos años sabotajes por parte de agricultores franceses a las exportaciones de frutas y verduras procedentes de España en la Unión Europea. El Tribunal de Justicia de la UE condenó a Francia por la pasividad de sus autoridades ante las acciones de los agricultores y por incumplir su deber de garantizar la libre circulación de mercancías.

“En Grecia e Italia cuando los controladores aéreos convocan una huelga, las aerolíneas continúan sobrevolando normalmente los espacios aéreos de ambos países. ¿Por qué Francia no puede hacer lo mismo?”, se pregunta Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair.

Además, el ejecutivo subraya que las autoridades de control aéreo de otros países, “especialmente en Alemania y el Reino Unido, se escudan en factores climáticos adversos y eufemismos tales como “restricciones de capacidad”, cuando la verdad es que sus turnos de trabajo no cuentan con los controladores de tráfico aéreo necesarios para cubrir el número de vuelos programados para operar”. Ryanair exige a la UE y a los Gobiernos de los Veintiocho que tomen “medidas urgentes” para asegurar medios suficientes en el control aéreo y que garanticen los sobrevuelos.