Economía | Pensiones Subida de las pensiones en 2018

Los pensionistas recibirán este viernes 100 euros por atrasos y notarán las subidas en agosto

La pensión media ascenderá a 956,13 euros al mes y la de jubilación a 1.101,73 euros

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, prevé abonar la paga compensatoria de las pensiones el viernes 27 de julio.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, prevé abonar la paga compensatoria de las pensiones el viernes 27 de julio. Europa Press

El Gobierno pondrá en marcha a partir de este viernes, 27 de julio, la subida de las pensiones recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018. El primero paso será el abono desde ese mismo día de una paga de atrasos correspondiente a los siete meses anteriores, que beneficiará a cerca de 9,5 millones de pensiones.

De esta forma se compensará la diferencia entre la revalorización del 0,25% efectuada desde enero de este año y la aprobada en los Presupuestos, del 1,6% para el conjunto de las pensiones. Además, esta paga incorporará la compensación por la subida del 3% para las pensiones mínimas, las no contributivas y el Servicio Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI).

El Ministerio de Trabajo informa de que este abono único con los atrasos incluirá la paga extra recibida junto a la nómina de junio y tendrá un coste de 1.121,69 millones de euros. Al margen, los pensionistas recibirán la nómina ordinaria del mes de julio.

100 euros de media

Según los cálculos de Trabajo, la cuantía de la paga de atrasos será de 101,24 euros de media para cada pensión, cifra que se eleva a 117,10 euros en el caso de las pensiones de jubilación.

En paralelo, el abono correspondiente a la pensión de viudedad (tras el incremento de la base de reguladora del 52% al 56%) ascenderá a 70,33 euros de media desde el 1 de agosto, pero no tendrá efecto retroactivo.

Tras estos pagos transitorios, las subidas recogidas en los Presupuestos se consolidarán en las nóminas de los pensionistas a partir de agosto. De este modo, la pensión media del sistema pasará de 938 euros al mes (con datos a 1 de julio) a 956,13 euros, unos 16 euros más que anualizados suponen una subida de unos 224 euros al año.

Por su parte, la pensión media de jubilación pasará de los 1.084,6 euros al mes a los 1.101,73 euros, lo que se traduce en 239 euros anuales, y el límite máximo se elevará hasta los 2.614,96 euros mensuales.

Subidas en pensiones mínimas y no contributivas

Además, el Gobierno comenzará a aplicar desde esta semana las subida prevista del 2,75% (más el 0,25% ya vigente desde enero) para más de 2,4 millones de pensiones mínimas, 324.434 pensiones del SOVI y 548.000 pensiones no contributivas.

Así, la pensión mínima de jubilación, para una persona mayor de 65 años y con cónyuge a cargo se sitúa en 810,60 euros al mes; las pensiones del SOVI, en 420,50 euros; y las no contributivas, en 380,10 euros. Todo ello con una elevación del límite de ingresos, compatible con el cobro de la pensión mínima, hasta los 7.347,99 euros al año.

También se incrementan las prestaciones familiares por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad del 65% o superior que, tras aplicar el 2,75%, quedarán fijadas en 4.561,20 euros al año.

Si la discapacidad es del 75% o superior, el importe se eleva hasta los 6.842,40 euros al año. En este caso, el número de personas beneficiadas alcanza las 210.000.

Por último, el límite de ingresos para tener derecho a las prestaciones por hijo a cargo menor de 18 años, sin discapacidad, queda fijado en 11.953,94 euros al año, y 17.991,42 en el caso de familias numerosas. Se incrementará en 2.914,12  euros al año por cada hijo a partir de cuatro.

Comentar ()