La negociación mantenida hoy lunes entre Fomento y los representantes de los taxistas ha concluido sin acuerdo. El conflicto, que arrancó la semana pasada al anular la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la licencia aprobada por el Área Metropolitana de Barcelona sobre los VTC (Uber o Cabify), queda ahora en saco roto, en espera de reconducir las reuniones.

 

Las principales diferencias han radicado en las transferencias por una parte: los representantes de los taxis quieren que sean los ayuntamientos y no Comunidades Autónomas las que gestionen la concesión de licencias VTC, los permisos que se requieren en España para que estas plataformas como Uber o Cabify puedan funcionar. La propuesta de asignar esta competencia a las regiones procede del ministerio.

Ratio de 1-30

En segundo lugar, ha naufragado la discusión en torno al número de licencias: los taxistas piden que se de una VTC por cada 30 licencias de taxis frente al ratio 1-7 que existe actualmente.

La reunión para poner punto final a la huelga que empezó en Barcelona y se ha extendido por toda España arrancó a las 12.20 horas, según las agencias. Se han visto las caras el secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes del Ministerio de Fomento, Pedro Saura, y las principales asociaciones del sector del taxi, Fedetaxi, Antaxi y Élitetaxi. Esta última, bastante cercana a las tesis de Podemos, ha capitalizado las protestas del sector en los últimos tiempos.

A las tres se ha producido un receso para comer, a petición de Fomento. Ya a la salida del descanso, algunos portavoces de los taxistas habían indicado a los medios que las propuestas del ministerio eran «insuficientes».

Primeros espadas de Fomento

Por parte de Fomento han asistido también al encuentro además de Saura el subsecretario del Ministerio, Jesús Manuel Gómez, la secretaria general de Transportes, María José Rallo, y la directora general de Transportes, Mercedes Gómez. El ministerio opta claramente por firmar la paz, como ha dejado claro en su hoja de ruta. Por eso ha movilizado a sus mejores negociadores. Sin embargo, el primer asalto se ha perdido y los conductores de taxi continuarán la protesta por toda España.

Los taxistas mantienen así el paro pese a que, según han explicado, Fomento se ha compretido a aprobar en el Consejo de Ministros del próximo 14 de septiembre un Real Decreto Ley con medidas para que efectivamente se cumpla la proporción de 1-30.

El Ministerio también se ha comprometido a realizar una declaración sobre su voluntad de solventar el conflicto entre los dos modos de transporte en el Consejo de Ministros de este viernes.