VTC

Más Noticias

La incertidumbre como excusa

Procrastinamos. Lo hacemos política, corporativa e individualmente. Lo hacemos desde siempre, aunque cada período tenga sus características. La filósofa Marina Garcés dice que “cada época y cada sociedad tienen sus […]

Descripción:

Las licencias de VTC (Vehículos de Turismo con Conductor), conocidas actualmente por chóferes de compañías como Uber y Cabify, son las mismas licencias que utilizan las limusinas. Los VTC son vehículos privados accesibles a cualquier usuario que desee realizar un viaje, en España las principales empresas VTC (Uber y Cabify) se encuentran en Madrid y hasta enero de 2019 también operaban en Barcelona, pero después del conflicto con los taxistas, estas empresas decidieron dejar de prestar actividad comercial en Barcelona.

Se diferencian de los taxis en el modelo de negocio y en los requisitos para poder conseguir una licencia.

Mientras que los VTC utilizan un servicio único de prepago, los taxis, por lo general, funcionan con una tarifa que no se abona hasta el final del servicio.

El modo de contratación del servicio para el usuario también es diferente, para montar en un VTC es necesario una APP Móvil, mientras que un taxi se puede contratar parándolo por la calle o acudiendo a una parada.

El precio del servicio es totalmente diferente, para un VTC se fija en función de la demanda de un trayecto en un día y hora determinada, pudiendo tener una tarifa diferente, mientras que en los taxis, el precio es fijo, suele tenerse en cuenta principalmente la distancia y el tiempo del viaje.

Por último, también distingue a ambos servicios las licencias. Mientras que los taxi no pueden adquirir más de dos licencias por persona, las de VTC no tienen límite.