Economía

La JUR decide que no compensará a los afectados por la caída de Banco Popular

El informe de Deloitte establece que sin resolución el Fondo de Garantía de Depósitos habría sufrido pérdidas de entre 1.800 y 2.200 millones

La JUR no indemnizará a los afectados por la intervención de Banco Popular.

Sucursal del Banco Popular. EFE

Europa no compensará a los afectados por la intervención de Banco Popular. La Junta Única de Resolución (JUR), que determinó en junio de 2017 la liquidación de la entidad presidida por Emilio Saracho antes de vendérsela a Santander por el precio simbólico de un euro, ha decidido, de forma preliminar, que no tiene por qué indemnizar a los accionistas y acreedores del banco que perdieron todo su dinero en la operación.

La decisión de la JUR se basa en que el último informe sobre la operación revela que un proceso de insolvencia al uso habría provocado pérdidas mayores. «El informe de valoración 3 llega a la conclusión de que bajo procedimientos normales de insolvencia las pérdidas generales habrían sido sustancialmente mayores que las pérdidas que se realizaron en resolución», señala el organismo en un comunicado publicado este lunes.

La institución defiende que no haber intervenido Popular habría provocado pérdidas mayores

La JUR ha abierto desde este mismo lunes la primera fase del procedimiento para el derecho de audiencia. Este consiste en un periodo de registro, que se prolongará hasta el próximo 14 de septiembre, en el que los accionistas y acreedores afectados que deseen ejercer su derecho de audiencia mediante el envío de comentarios por escrito en la segunda fase deberían registrarse ahora para así demostrar que son elegibles; es decir, demostrar que fueron afectados por la resolución ya que sus instrumentos fueron amortizados o convertidos y transferidos.

La segunda fase se abrirá a los accionistas y acreedores considerados elegibles después de haberse efectuado la verificación por la JUR en la primera fase, una vez hayan sido evaluadas todas las solicitudes de registro. Durante la segunda fase, accionistas y acreedores afectados tendrán el derecho de expresar por escrito sus comentarios en relación a la decisión preliminar de la institución.

El informe elaborado por Deloitte plantea que en un caso de insolvencia de la entidad -en lugar del procedimiento de resolución empleado-, las pérdidas habrían sido superiores incluso en el escenario más optimista e, incluso, se habrían extendido a los accionistas y acreedores de otras sociedades del grupo. Además, detalla, el Fondo de Garantía de Depósitos habría registrado pérdidas de entre 1.800 y 2.200 millones de euros en el Banco Pastor.

Comentar ()