Economía | Empresas

Gimeno pide la auditoría sobre contratación en el área de Seguridad de El Corte Inglés

Denuncia como "inconcebible" que no se le haya facilitado aún un informe que ha solicitado en varias ocasiones y del que es "el promotor e impulsor"

Dimas Gimeno, expresidente de El Corte Inglés. Europa Press

El culebrón protagonizado por Dimas Gimeno y El Corte Inglés no se agota. El expresidente de la cadena de grandes almacenes ha reclamado, a través de burofax, el informe completo sobre la auditoría externa realizada por BDO Auditores sobre la contratación en el departamento de seguridad de la compañía, según fuentes consultadas por Europa Press.

Tras varias solicitudes sin respuesta del informe, en el que BDO Auditories, no acredita la existencia de posibles irregularidades en el área de seguridad de El Corte Inglés, Gimeno ha decidido envidar dos burofaxes al consejo de administración del grupo, a través de los que reclama conocer el contenido de dicha auditoría, de la que fue «el promotor e impulsor». En el escrito remitido al secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil, Gimeno califica como «inconcebible» que, a pesar de haber pedido el 26 de julio una copia del informe de la auditora, todavía no la haya recibido y tampoco haya tenido ninguna respuesta.

«En el período en el que fui presidente del consejo de administración, nunca se trató nada en relación a la contratación de servicios de seguridad ni de ningún otro servicio similar, por lo que resulta obvio pensar que, o bien se hizo al margen del conocimiento del consejo, y por supuesto de mi persona, o bien el informe es incorrecto. Creo que es necesaria una aclaración por lo menos a este respecto y siempre, como ya digo, una vez analizado dicho informe y las bases de su información», apunta Gimeno.

Gimeno pide una aclaración sobre por qué nunca se trató en el consejo la contratación de servicios de seguridad

El recién relevado presidente de El Corte Inglés, ha enviados, asimismo, una misiva a BDO, en la que recuerda que la empresa de seguridad Mega 2 Seguridad «es indirectamente propiedad» de Juan Carlos Fernández Cernuda (anterior responsable del área de seguridad), a través de su madre, «que es administradora única de la misma».

Gimeno ha remitido ambos burofaxes después de conocer que El Corte Inglés ha actuado de forma correcta en la contratación en los servicios y departamento de seguridad, sin que se haya identificado información que acredite la existencia de las posibles irregularidades denunciadas a través de unos comunicados anónimos recibidos en su día por él mismo, según las conclusiones de las auditorías.

A raíz de dichos anónimos, en los que se denunciaba una posible concesión de contratos a empresas relacionadas con la familia del anterior responsable del área de seguridad, Juan Carlos Fernández Cernuda, el gigante de la distribución procedió a encargar una serie de auditorías en las que parece refrendarse que el departamento de seguridad ha actuado y lo sigue haciendo de forma correcta.

«No hemos identificado información que acredite la existencia de posibles irregularidades mencionadas en los comunicados anónimos recibidos por la dirección de El Corte Inglés y por el auditor de cuentas EY, y que principalmente tienen que ver con el funcionamiento del departamento de Seguridad respecto a un posible trato de favor en la contratación de servicios de seguridad relacionados con la familia de Juan Carlos Fernández Cernuda», indica la auditoría de BDO Auditores.

Informe interno

Al mismo tiempo, el propio grupo procedió a una auditoría interna en la que se señala que la contratación de los servicios de seguridad de El Corte Inglés «tuvo lugar bajo un marco diferente de gobierno corporativo al que existe actualmente en el Grupo El Corte Inglés» y que «es evidente que estas operaciones fueron conocidas y aprobadas por la alta dirección».

Asimismo, la asesoría jurídica de El Corte Inglés ha señalado en su informe que la denuncia anónima que contienen los tres escritos analizados está fundamentada en la «tergiversación» de algunos hechos ciertos que, «combinados con especulaciones», intentan dar cierta apariencia de veracidad: el perjuicio patrimonial que se le habría causado a la compañía como consecuencia de las prácticas irregulares llevadas a cabo en las contrataciones de bienes y servicios por parte del departamento de seguridad.

Un informe interno de El Corte Inglés considera que las denuncias anónimas expuestas por Gimeno tergiversan la realidad

Tras el análisis de los hechos, según la asesoría jurídica del grupo, lo único que se puede constatar es que «no existen evidencias que permitan concluir en la línea pretendida». Y añade: «De las relaciones contractuales habidas entre los distintos proveedores de servicios y sistemas de seguridad y el Grupo El Corte Inglés, objeto de este informe, no hemos podido constatar que se le haya causado un perjuicio económico o patrimonial a éste, a la vista de la información y documentación examinada».

«Entendemos que el conjunto de la denuncia anónima está basado, como sucede con frecuencia en este tipo de delaciones, en una construcción lógica cuyas premisas no son totalmente ciertas y, por tanto, su conclusión no puede tenerse por veraz ni servir de prueba de cargo», han precisado.

Comentar ()