Economía | Empresas

Guerra en los tribunales entre Trinitario Casanova y Riu por el Edificio España

Baraka demanda a la hotelera por no venderle 15.000 metros del inmueble destinados a zona comercial y pide parar las obras. Riu da por roto el contrato con su antiguo socio y negocia la venta con un fondo de inversión.

logo
Guerra en los tribunales entre Trinitario Casanova y Riu por el Edificio España
Edificio España, propiedad de Riu en obras en 2018

Edificio España, propiedad de Riu en obras en 2018, visto desde Torre de Madrid. Rafa Ordóñez

Resumen:

Choque frontal entre antiguos socios. Baraka, sociedad del empresario murciano Trinitario Casanova, ha presentado una demanda ante los juzgados de Madrid contra la cadena hotelera Riu, que en junio de 2017 le compró el Edifico España, en Madrid, para construir un hotel.

Casanova, que en la operación ejerció de intermediario, exige ahora que se paralicen las obras de reforma del edificio.

Según explica la compañía de Casanova en un comunicado, la demanda se presenta porque Riu se niega a escriturar 15.000 metros cuadrados comerciales del inmueble comprometidos a favor de Baraka Renta SL, filial de Baraka.

La versión de Riu es bien distinta. “No es cierto que Baraka tenga ningún contrato de derecho a compra o a escriturar la zona comercial del Edificio España”, sostiene el grupo hotelero, que acusa a su antiguo socio de no cumplir con lo pactado. “Lo que Baraka firmó con Riu en el momento de la compra del edificio fue un contrato de mandato (…) de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial que no ha cumplido, pese a los reiterados requerimientos por parte de Riu”.

Riu sostiene que Baraka tenía que buscar comprador para esos 15.000 metros cuadrados de zona comercial que se situará en las dos primeras plantas del edificio a cambio de una comisión. La hotelera ha dado por roto el acuerdo por el incumplimiento de Casanova y, de hecho, ha iniciado negociaciones directas con un fondo de inversión español para la venta de la zona comercial.

Choque frontal entre antiguos socios. Baraka, sociedad del empresario murciano Trinitario Casanova, ha presentado una demanda ante los juzgados de Madrid contra la cadena hotelera Riu, que en junio de 2017 le compró el Edifico España, en Madrid, para construir un hotel.

Casanova, que en la operación ejerció de intermediario, exige ahora que se paralicen las obras de reforma del edificio. En la fachada exterior del tremendo edificio luce un cartel gigante que da a la Plaza España con las siglas de la cadena hotelera balear, que pretende convertir el hotel madrileño en uno de los buques insignia de la compañía.

Cruce de acusaciones

Según explica la compañía de Casanova en un comunicado, la demanda se presenta porque Riu se niega a escriturar 15.000 metros cuadrados comerciales del inmueble comprometidos a favor de Baraka Renta SL, filial de Baraka. Ese tamaño coincide precisamente con los metros cuadrados comerciales que tendrá el Edificio España en total: el pasado 7 de julio el Ayuntamiento de Madrid anunció que percibiría más dinero (4,2 millones de euros) al pasar dicha superficie comercial de 11.313 metros cuadrados a un máximo de 15.000.

La versión de Riu es bien distinta. “No es cierto que Baraka tenga ningún contrato de derecho a compra o a escriturar la zona comercial del Edificio España”, sostiene el grupo hotelero, que acusa a su antiguo socio de no cumplir con lo pactado. “Lo que Baraka firmó con Riu en el momento de la compra del edificio fue un contrato de mandato (…) de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial que no ha cumplido, pese a los reiterados requerimientos por parte de Riu”.

Riu sostiene que Baraka tenía que buscar comprador para esos 15.000 metros cuadrados de zona comercial que se situará en las dos primeras plantas del edificio a cambio de una comisión. La hotelera ha dado por roto el acuerdo por el incumplimiento de Casanova y, de hecho, ha iniciado negociaciones directas con un fondo de inversión español para la venta de la zona comercial.

“No se trabaja conforme a lo pactado”

En el comunicado de Baraka, el grupo afirma que pedirá la paralización de las obras de reforma del edificio “tras comprobar que no se están realizando conforme al proyecto pactado y a los informes correspondientes”. Una amenaza a la que Riu responde advirtiendo a Casanova que puede acabar reclamando en los tribunales daños y perjuicios por una eventual paralización de las obras o por golpear su reputación corporativa.

Riu destinará alrededor de 400 millones de euros a la compra y las obras de reforma para hacer del Edificio España, en pleno centro de Madrid, un nuevo hotel de 650 habitaciones. Los planes del grupo pasan por abrir el nuevo hotel en verano de 2019. Las obras arrancaron la pasada semana.

“No sé si ha sido un acto de locura”, declaró la dirección de Riu al adquirir el edificio singular por 272 millones de euros a la multinacional china Wanda. Wanda se lo había comprado a su vez al Banco Santander años atrás y desistió de construir un hotel en dicho inmueble tras discutir intensamente con el ayuntamiento que dirige Manuela Carmena en 2015.