Economía | Empresas

Ryanair firma el primer convenio colectivo de su historia tras un verano de huelgas

Los pilotos de la ‘low cost’ en Italia aprueban el nuevo marco legal desactiva futuros paros y obliga a la compañía a pagar a la Seguridad Social italiana y reconocer su legislación laboral.

logo
Ryanair firma el primer convenio colectivo de su historia tras un verano de huelgas
Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair.

Un avión de la aerolínea de bajo coste Ryanair. Flickr | Johnc24

Resumen:

Ryanair se mueve. Tras un verano de movilizaciones por parte de sus pilotos y sus azafatos, que le ha obligado a cancelar centenares de vuelos en toda Europa, el gigante del bajo coste confirma el giro histórico de su política laboral. Primero empezó a reconocer como a los sindicatos como representantes de su plantilla y ahora se dispone a firmar el primer convenio colectivo de su historia. Los pilotos de Ryanair con base en Italia han aprobado la propuesta de acuerdo laboral para un convenio colectivo pactada entre la compañía y los sindicatos. Tras ocho meses de negociaciones, con altibajos y con frenazos, la aerolínea y los pilotos italianos sellaron un principio de acuerdo a principios de agosto, ahora refrendado. Los pilotos irlandeses del grupo votarán próximamente un acuerdo laboral similar, que previsiblemente se convertirá en el siguiente convenio colectivo en firmarse. El acuerdo con los pilotos con base en Italia desactiva la amenaza de nuevas movilizaciones y obliga a Ryanair a claudicar y a empezar a aplicar la legislación laboral italiana a sus comandantes locales. La aerolínea tendrá que pagar la Seguridad Social de los pilotos en Italia, tendrá que reconocer los permisos de maternidad y paternidad vigentes en el país y realizará aportaciones a los fondos de pensiones y de asistencia sanitaria.

Ryanair se mueve. Tras un verano de movilizaciones por parte de sus pilotos y sus azafatos, que le ha obligado a cancelar centenares de vuelos en toda Europa, el gigante del bajo coste confirma el giro histórico de su política laboral. Primero empezó a reconocer como a los sindicatos como representantes de su plantilla y ahora se dispone a firmar el primer convenio colectivo de su historia.

Los pilotos de Ryanair con base en Italia han aprobado la propuesta de acuerdo laboral para un convenio colectivo pactada entre la compañía y los sindicatos. Tras ocho meses de negociaciones, con altibajos y con frenazos, la aerolínea y los pilotos italianos sellaron un principio de acuerdo a principios de agosto, ahora refrendado. Los pilotos irlandeses del grupo votarán próximamente un acuerdo laboral similar, que previsiblemente se convertirá en el siguiente convenio colectivo en firmarse.

El acuerdo con los pilotos con base en Italia desactiva la amenaza de nuevas movilizaciones y obliga a Ryanair a claudicar y a empezar a aplicar la legislación laboral italiana a sus comandantes locales. La aerolínea tendrá que pagar la Seguridad Social de los pilotos en Italia, tendrá que reconocer los permisos de maternidad y paternidad vigentes en el país y realizará aportaciones a los fondos de pensiones y de asistencia sanitaria.

“Celebramos el primer acuerdo laboral con nuestros pilotos italianos y esperamos que en breve le siga un pacto similar con los pilotos irlandeses”, ha subrayado el director de Recursos Humanos de Ryanair, Eddie Wilson. “Hemos invitado a los sindicatos de Reino Unido, Alemania y España a reunirnos en los próximos días para alcanzar un acuerdo similar en estos otros mercados”.

Ryanair ofreció a principios de agosto negociar a sus pilotos en Bélgica, Suecia, Alemania y Holanda, que han convocado o mostrado su intención de seguir convocando huelgas. Las negociaciones con los sindicatos de los tripulantes de cabina (azafatos), tras la huelga del 25 y 26 de julio en cinco países, entre ellos España, se han aplazado a septiembre.