// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos Cámara trasera de un iPhone 6.

Cámara trasera de un iPhone 6. Flickr

Economía

El negocio de los reacondicionados: móviles y ordenadores ‘kilómetro cero’

Dar una segunda oportunidad a artículos seminuevos a precio de 'chollo' es ya una tendencia muy presente en los hábitos de consumo de los españoles

Ir a la caza de promociones y ofertas nunca había estado tan a la orden del día. La digitalización del consumo y la implantación progresiva de los dispositivos electrónicos en los hogares españoles han intensificado la tendencia de buscar gangas y comparar precios y prestaciones antes de que baje el saldo de la tarjeta de crédito.

La alteración del comportamiento de los consumidores respecto a los años previos a la crisis económica -cuando comparar y cazar ofertas era solo una costumbre de las clases más humildes- no ha pasado de largo para los gigantes de la distribución -como Amazon o El Corte Inglés– que han sabido convertir esta modificación en un nicho de mercado.

Más allá de la adquisición de productos en tiendas de segunda mano (ya usados por otros), la nueva tendencia es poner en circulación artículos -especialmente del sector de la electrónica- no necesariamente usados pero que sí presentan leves desperfectos, y que, no obstante, cuentan con la garantía del fabricante.

Se trata de un negocio muy parecido a los ‘kilómetro cero’ de los vehículos: artículos devueltos por clientes, con alguna tara superficial -que no afectan al funcionamiento-, que han sido sacados de su embalaje original -o simplemente se ha despegado o abierto-, o que han sufrido algún tipo de daño en el almacenaje, unas condiciones que no permiten venderlos bajo la etiqueta de ‘nuevo’, por lo que se les da una segunda oportunidad en un mercado paralelo a precios de chollo -con descuentos de hasta un 70%- previa revisión, reparación o testeo por un equipo técnico cualificado. Son los denominados productos reacondicionados.

El negocio de las segundas oportunidades no para de ganar adeptos, y cada vez está más presente en los hábitos de compra de los usuarios españoles. Desde Back Market, el portal web especializado en la venta de productos reacondicionados en España, apuntan que desde su aterrizaje dentro de nuestras fronteras en 2016 han aumentado su facturación un 380%.

Además, España se posiciona como el segundo mercado europeo en la venta de este tipo de dispositivos, ya que acapara el 15% de todo el volumen de negocio del bloque comunitario. Pero hay más, y es que el mercado de las segundas oportunidades podrían generar una media de 7.400 empleos directos en nuestro país, según un estudio del portal.

Al barco de los reacondicionados ya se han subido en nuestro país, además de Back Market, grandes compañías como Amazon -a través del servicio Amazon Renewed, estrenado el pasado mes de octubre-, El Corte Inglés y Fnac.

Para hacernos una idea del estado en que pueden encontrarse los artículos, la compañía dirigida por Nuño de la Rosa establece cuatro niveles de reutilización, variando el precio en función del grado en que se encuentre cada dispositivo.

Por ejemplo un ordenador portátil con un grado de reacondicionamiento A se encuentra en perfecto estado, se entrega con accesorios originales o compatibles y puede presentar marcas de uso o pequeños desperfectos no perceptibles a simple vista, las mismas características que en los de grado B salvo porque en este último las marcas sí son visibles pero siempre inferiores a los 3 centímetros, que no afectan al correcto funcionamiento del dispositivo.

En los artículos de grado C, las marcas superan los 3 centímetros de tamaño y, además, es posible que no se incluyan todos los accesorios originales o compatibles, en cuyo caso se señala de forma previa a la adquisición del producto; y, por último, los dispositivos correspondientes al grado D, los cuales han sido directamente reparados -y posteriormente testados-. Todos, incluidos los de cuarto grado, funcionan correctamente y cuentan normalmente con la misma garantía que los adquiridos de primera mano, con la diferencia de que no llegan con el embalaje original (se utiliza normalmente un embalaje neutro) y que, de media, el cliente puede llegar a ahorrarse hasta un 30% respecto a los artículos de fábrica.

Dentro de este catálogo, el producto estrella del negocio son los smartphones de la marca Apple, -según un informe de Counterpoint Research, las ventas de iPhones por esta vía aumentaron un 13% en 2017- donde los usuarios pueden encontrar un amplio catálogo de modelos a un precio mucho más asequible con la misma certificación que un producto de fábrica. Por ejemplo, Back Market ofrece un iPhone 6 Oro Libre de 64GB, por 199 euros, con una garantía de 12 meses y con un 54% de descuento respecto al original.

Asimismo, en el índice de productos de El Corte Inglés encontramos un Acer Predator G9-793 I7 reacondicionado de grado B por 1.559 euros frente a los 2.708 euros que cuesta el original; o la Tablet Airis PhonePad 83G un artículo reacondicionado en grado A y que tiene un descuento de 160 euros.

¿Las mismas garantías?

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece que todos los productos a estrenar deben presentar una garantía de dos años, nunca menos. Aquí es donde vienen los matices, puesto que los productos reacondicionados no pueden ser considerados nuevos sino que entrarían en la categoría de los de segunda mano. En este caso, lo que dice la ley es que la garantía nunca puede ser inferior a 12 meses, si bien el hecho de llegar hasta los 24 varía en función del fabricante.

En el caso concreto de Fnac, Amazon y El Corte Inglés ofrecen la misma garantía legal que para productos nuevos (dos años) mientras que Apple Store -que cuenta también con una sección de restaurados- ofrece un año.

Back Market, por su parte, pone a disposición de los clientes un mínimo de 12 meses de garantía (ampliables a 24). Esta compañía es la única que llega a sustituir piezas si es necesario, mientras que en Fnac o Amazon se comprueba que no haya desperfecto alguno que afecte al funcionamiento y resetean el software de fábrica, según apunta el portal Xataka. Por ejemplo, en Back Market sustituyen la batería en caso de que no mantenga al menos el 80% de la autonomía original.

En lo que al proceso de devolución se refiere, en Amazon pueden devolverse durante los dos años de garantía en caso de que el artículo salga defectuoso y el usuario recibiría el reembolso del importe completo; en Fnac, el dispositivo averiado debe entregarse en una tienda física, donde se encargarán de la gestión para el proceso de reparación o sustitución; en El Corte Inglés pueden devolverse desde el domicilio -igual que se reciben, pues no hay posibilidad de adquirirlos en tienda física- siempre y cuando conserven una pegatina roja con una ‘R’ pegada en la caja; y en Back Market, se envía una etiqueta para devolver el producto, y, si no se puede reparar, se sustituye por otro dispositivo igual o se reembolsa la cuantía completa.

logo
El negocio de los reacondicionados: móviles y ordenadores ‘kilómetro cero’