Economía | Empresas

Otra ‘macrohuelga’ en Ryanair: los azafatos pararán el 28 de septiembre en cinco países

logo
Otra ‘macrohuelga’ en Ryanair: los azafatos pararán el 28 de septiembre en cinco países
Aviones de la aerolínea Ryanair.

Aviones de la aerolínea Ryanair. Efe

Resumen:

Ryanair se prepara para nuevas  movilizaciones de sus empleados. Tras un verano de huelgas, el gigante del bajo coste se enfrenta a un nuevo paro el próximo 28 de septiembre convocado por los sindicatos de azafatos de España y otros cuatro países europeos (Portugal, Bélgica, Italia y Holanda), a los que podrían sumarse las plantillas de otros países.

Los sindicatos españoles USO y Sitcpla han desvelado la fecha definitiva de la convocatoria de la nueva huelga, pactada de manera coordinada con el resto de empleados europeos en una reunión celebrada en Bruselas.

Los sindicatos exigen a Ryanair que aplique a los tripulantes de cabina la legislación del país en que tienen su base de operaciones, y deje de regir para toda la plantilla las leyes irlandesas.

Ryanair se prepara para nuevas  movilizaciones de sus empleados. Tras un verano de huelgas, el gigante del bajo coste se enfrenta a un nuevo paro el próximo 28 de septiembre convocado por los sindicatos de azafatos de España y otros cuatro países europeos (Portugal, Bélgica, Italia y Holanda), a los que podrían sumarse las plantillas de otros países.

Los sindicatos españoles USO y Sitcpla han desvelado la fecha definitiva de la convocatoria de la nueva huelga, pactada de manera coordinada con el resto de empleados europeos en una reunión celebrada en Bruselas.

Los sindicatos exigen a Ryanair que aplique a los tripulantes de cabina la legislación del país en que tienen su base de operaciones, y deje de regir para toda la plantilla las leyes irlandesas. Los pasados 25 y 26 de julio los azafatos de la compañía en estos países ya secundaron dos jornadas de huelga que obligaron a cancelar 600 vuelos en el continente (400 de ellos con origen o destino en España).

Los sindicatos ya han registrado el aviso de huelga en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), donde ambas partes deberán sentarse en un acto de conciliación previo en los próximos días. Las negociaciones que mantenían sindicatos y compañía están paradas en España, entre acusaciones mutuas de ser los responsables de la ruptura.