Economía

El PP quiere tumbar uno de los pilares de su reforma eléctrica para frenar la subida de luz

Propone ahora eliminar el impuesto del 7% que se carga a todos los tipos de generación eléctrica desde 2012 y que recauda unos 1.700 millones al año.

logo
El PP quiere tumbar uno de los pilares de su reforma eléctrica para frenar la subida de luz
La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat. efe

Resumen:

El primer Gobierno de Mariano Rajoy puso en marcha una dura reforma energética para que cuadrasen las cuentas del sistema eléctrico, que acumulaba una deuda que llegó a los 29.000 millones. Los ingresos no eran suficientes para cubrir los costes reconocidos del sistema, y el Ejecutivo aprobó fuertes recortes a las renovables y a las eléctricas, subidas del recibo de luz, subió impuestos y creó otros nuevos. Entre estos últimos, el Gobierno promovió en 2012 la creación de un impuesto específico a la generación eléctrica, que imponía un gravamen del 7% a todos los tipos de producción energética. Un impuesto que permite una recaudación de entre 1.600 y 1.700 millones de euros cada año, y que los productores de electricidad acaban trasladando al precio de la electricidad en el mercado mayorista (conocido como pool). Ahora, en pleno subidón del precio de la electricidad (y consiguientemente también del recibo de luz), el Partido Popular pretende llevar al Congreso de los Diputados una proposición de ley para tumbar ese impuesto que era uno de los pilares de la reforma eléctrica que apoyó con Rajoy en el Gobierno. El PP cree que esta medida servirá para que familias, empresas y autónomos “ahorren” esos 1.700 millones en su factura de luz. Según sus estimaciones, eliminar el impuesto permitiría una rebaja media del 3% de la tarifa eléctrica. "Llevamos sufriendo la subida constante de la luz. Semana a semana baten los récords de subida de la luz, y por eso vamos a presentar una proposición de ley para eliminar el impuesto de generación eléctrica, que supondrá una bajada en el recibo de la luz de todos los españoles", ha dicho la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat.

El primer Gobierno de Mariano Rajoy puso en marcha una dura reforma energética para que cuadrasen las cuentas del sistema eléctrico, que acumulaba una deuda que llegó a los 29.000 millones. Los ingresos no eran suficientes para cubrir los costes reconocidos del sistema, y el Ejecutivo aprobó fuertes recortes a las renovables y a las eléctricas, subidas del recibo de luz, elevó impuestos y creó otros nuevos.

Entre estos últimos, el Gobierno promovió en 2012 la creación de un impuesto específico a la generación eléctrica, que imponía un gravamen del 7% a todos los tipos de producción energética. Un impuesto que permite una recaudación de entre 1.600 y 1.700 millones de euros cada año, y que los productores de electricidad acaban trasladando al precio de la electricidad en el mercado mayorista (conocido como pool).

Ahora, en pleno subidón del precio de la electricidad (y consiguientemente también del recibo de luz), el Partido Popular pretende llevar al Congreso de los Diputados una proposición de ley para tumbar ese impuesto que era uno de los pilares de la reforma eléctrica que apoyó con Rajoy en el Gobierno.

El PP cree que esta medida servirá para que familias, empresas y autónomos “ahorren” esos 1.700 millones en su factura de luz. Según sus estimaciones, eliminar el impuesto permitiría una rebaja media del 3% de la tarifa eléctrica.

«Llevamos sufriendo la subida constante de la luz. Semana a semana baten los récords de subida de la luz, y por eso vamos a presentar una proposición de ley para eliminar el impuesto de generación eléctrica, que supondrá una bajada en el recibo de la luz de todos los españoles», ha dicho la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat.

Los populares vinculan abiertamente la supresión de este impuesto con una “bajada automática” del recibo de la luz. Así lo hizo ayer el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que subrayó que su eliminación servirá para “abaratar el precio de la luz y el coste de la energía”. «Desde el PP proponemos la eliminación del impuesto de generación que incrementa en un 7% los costes de producción de electricidad y esta medida permitirá ahorrar 1.700 millones de euros en el precio de generación eléctrica», dijo García Egea.