Economía | Pensiones

El FMI ve "crucial" adoptar la senda de déficit que PP y Ciudadanos mantienen bloqueada

Recomienda subir el IVA de determinados productos y servicios antes de tocar el IRPF a las rentas más altas

logo
El FMI ve "crucial" adoptar la senda de déficit que PP y Ciudadanos mantienen bloqueada
El FMI alerta sobre los riesgos del crecimiento de la deuda de las familias.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE

Resumen:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que es "crucial" que España adopte la nueva senda de déficit negociada por el Gobierno con Bruselas, más moderada que la que dejó en herencia el anterior Gobierno del PP. A su entender, es la vía para que se pueda llevar a cabo el necesario ajuste fiscal estructural del al menos el 0,5% del PIB en 2019, que colocaría a España en una posición más solvente de cara a un recrudecimiento de las condiciones económicas y permitiría reducir los altos niveles de deuda actuales. Este aval es un toque de atención a PP y Ciudadanos, que mantienen bloqueada esta nueva senda de déficit en el Congreso de los Diputados, y que están presionando al Gobierno para que elabore los Presupuestos de 2019 con un objetivo de déficit del 1,3% del PIB en lugar del 1,8% que plantea el Ejecutivo. Un ajuste adicional de nada menos que de 6.000 millones de euros. La economista del FMI, Andrea Schaetcher, ha explicado en rueda de prensa para presentar el informe de recomendaciones elaboradas tras la visita del organismo a España, que el país ya no puede conformarse con reducir el déficit gracias a la inercia del ciclo económico, porque este está llegando a su fin.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que es «crucial y adecuado» que España adopte la nueva senda de déficit negociada por el Gobierno con Bruselas, más moderada que la que dejó en herencia el anterior Gobierno del PP. A su entender, es la vía para que se pueda llevar a cabo el necesario ajuste fiscal estructural del al menos el 0,5% del PIB en 2019, que colocaría a España en una posición más solvente de cara a un recrudecimiento de las condiciones económicas y permitiría reducir los altos niveles de deuda actuales.

Este aval es un toque de atención a PP y Ciudadanos, que mantienen bloqueada esta nueva senda de déficit en el Congreso de los Diputados, y que están presionando al Gobierno para que elabore los Presupuestos de 2019 con un objetivo de déficit del 1,3% del PIB en lugar del 1,8% que plantea el Ejecutivo. Un ajuste adicional de nada menos que de 6.000 millones de euros.

La economista del FMI, Andrea Schaetcher, ha explicado en rueda de prensa para presentar el informe de recomendaciones elaboradas tras la visita del organismo a España, que el país ya no puede conformarse con reducir el déficit gracias a la inercia del ciclo económico, porque este está llegando a su fin.

Es preciso, ha afirmado, contar con unos «Presupuestos realistas» y mantener una «senda persistente de consolidación fiscal» para reducir el déficit estructural –descontado el efecto del ciclo–, que ahora se sitúa en el 2,5% del PIB, con el objetivo de alcanzar una situación de equilibrio. Y todo ello, adoptando medidas para reducir dos males endémicos: la baja productividad y el paro estructural.

En este sentido, ha precisado que un objetivo del 1,8% del PIB para el próximo año «se ceñiría» a estos objetivos.

¿Cómo hacer este ajuste? La economista del FMI ha advertido que atajar la situación a través de las subidas de impuestos entraña riesgos. Se ha referido, por ejemplo, a la «decisión política» de subida del IRPF a las rentas más altas. En su opinión, todas estas cuestiones pueden inducir efectos «distorsionadores».

Subir el IVA y más recortes

En cambio, ha defendido que una vía apropiada para aumentar la recaudación sería modificar la cesta del IVA pasando más bienes y servicios del tipo reducido del IVA del 10% al estándar del 21%.

No obstante, ante la dificultad de ensanchar las bases de ingresos, Schaetcher ha dejado claro que España debe estar preparada para adoptar medidas adicionales de reducción del déficit por el lado del gasto, es decir, nuevos recortes.

Los riesgos del IPC

Por ese lado del gasto, Schaetcher ha advertido adoptar una revalorización de las pensiones con el IPC como medida aislada «haría que todo el sistema de pensiones corriera peligro». En su opinión, todo esfuerzo presupuestario que se realizara en este sentido, debería acompañarse de «medidas estructurales» de compensación por el lado de los ingresos.

En este caso concreto, la economista recomienda una compensación ad hoc con una reforma del sistema de cotizaciones de los trabajadores autónomos o con una posible incremento de las bases máximas de cotización. Asimismo, ha advertido de que si la esperanza de vida va en aumento, quizás será necesario volver a plantearse una nueva elevación de la edad legal de jubilación.

Llegado el momento de pagar un gasto en pensión elevado por el efecto de la subida con el IPC, desde el FMI se advierte de que, en ausencia de ingresos suficientes, «sería inevitable» reducir las pensiones iniciales.

Por último, el FMI sigue insistiendo en no tocar la reforma laboral de 2012 y, en todo caso, adoptar medidas desde el punto de vista educativo y la formación profesional para mejorar la integración de los jóvenes en el mercado laboral y elevar así sus rentas, que serán las pensiones futuras.

Comentar ()