Economía | Empresas

Así hará Sánchez que Facebook, Google y Amazon paguen 1.200 millones en España

logo
Así hará Sánchez que Facebook, Google y Amazon paguen 1.200 millones en España
Facebook pierde un 7% en bolsa tras el nuevo escándalo de privacidad de sus usuarios.

Logo de Facebook en un ordenador y en la aplicación móvil. EFE

Resumen:

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere adelantarse a Europa y empezar a cobrar ya un nuevo impuesto específico a los gigantes tecnológicos globales por sus servicios de la economía digital. El Ejecutivo pretende que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 la denominada tasa Google, un hachazo fiscal en toda regla a las grandes corporaciones digitales. El nuevo tributo sólo tendrán que pagarlo las empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones de euros y con ingresos en España que superen los 3 millones de euros. En el caso de España, quedarían fuera la inmensa mayoría de las pymes digitales, pero pasarían por caja gigantes como Google, Amazon, Apple, Facebook, Twitter… La previsión del Gobierno es que la recaudación de la conocida popularmente como tasa Google se eleve hasta los 1.200 millones de euros el próximo año, según ha desvelado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. El impuesto gravará al tipo del 3% los servicios de publicidad e intermediación online y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. La países miembro de la Unión Europea siguen buscando una fórmula consensuada para aplicar de manera coordinada la tasa Google. El Gobierno español ya había advertido de que no esperaría a que hubiera consenso en la UE para lanzar su propio impuesto.

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere adelantarse a Europa y empezar a cobrar ya un nuevo impuesto específico a los gigantes tecnológicos globales por sus servicios de la economía digital. El Ejecutivo pretende que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 la denominada tasa Google, un hachazo fiscal en toda regla a las grandes corporaciones digitales.

¿Quién pagará el impuesto?

El nuevo tributo sólo tendrán que pagarlo las empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones de euros y con ingresos en España que superen los 3 millones de euros.

En el caso de España, quedarían fuera la inmensa mayoría de las pymes digitales, pero pasarían por caja gigantes como Google, Amazon, Apple, Facebook, Twitter… A falta de que el Ministerio de Hacienda concrete cómo se aplicarán los requisitos, en principio quedarían fuera otros gigantes como Airbnb o Uber, que declaran en el mercado español ingresos inferiores a 3 millones de euros.

Objetivo: 1.200 millones al año

Según se recoge en el cuadro macroeconómico y las líneas maestras del plan presupuestario que el Gobierno remitirá este lunes a Bruselas, la previsión del Gobierno es que la recaudación de la conocida popularmente como tasa Google se eleve hasta los 1.200 millones de euros el próximo año, según ha desvelado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El impuesto gravará al tipo del 3% los servicios de publicidad e intermediación online y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario.

Sin esperar a Europa

La países miembro de la Unión Europea siguen buscando una fórmula consensuada para aplicar de manera coordinada la tasa Google. De momento no hay acuerdo, y los Veintiocho y la Comisión Europa aspiran a alcanzar un acuerdo antes de final de año, pero aún hay demasiados países reticentes sobre cómo lanzar el hachazo fiscal a las compañías tecnológicas.

El Gobierno español ya había advertido de que no esperaría a que hubiera consenso en la UE para lanzar su propio impuesto y en pretende incluirlo en su futuro proyecto de PGE para 2019, que de momento sólo cuenta con el respaldo de Podemos y al que aún deben sumarse otros partidos para salir adelante.

Herencia recibida… de Montoro

El impuesto digital ya fue una iniciativa que trató de impulsar el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el año pasado. El Gobierno de Rajoy ya planeó empezar a aplicarlo en los anteriores PGE, aunque finalmente acabó frenando la iniciativa.

La previsión de Montoro pasaba por recaudar 600 millones el año pasado, pero teniendo en cuenta que sólo se iba a aplicar en la segunda mitad del año. La estimación del actual Gobierno de ingresar 1.200 millones en todo 2019 viene pues a replicar los cálculos del Ejecutivo anterior.