Economía | Empresas VALORADO EN 82 MILLONES DE EUROS

Iberdrola relanza la batalla legal para tumbar el 'megacontrato' de luz de Carmena

La eléctrica presentará esta semana un recurso contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de excluirla del concurso, y prepara una segunda demanda para anular los pliegos de la licitación e invalidar el proceso desde su inicio.

Carmena, entre García Castaño e Higueras, en el Ayuntamiento.

Carmena, entre García Castaño e Higueras, en el Ayuntamiento. EFE

La batalla legal por el megacontrato de suministro de luz del Ayuntamiento de Madrid no sólo no se ha terminado, sino que está a punto de avivarse. Tras un largo proceso de recursos y contrarrecursos, el consistorio capitalino cerró el pasado mayo la adjudicación a las comercializadoras Holaluz y Nexus de un contrato con un presupuesto de 82 millones de euros.

El Ayuntamiento comandado por Manuela Carmena exigía que las comercializadoras adjudicatarias garantizaran que el 100% de la electricidad fuera de origen renovable, con lo que ponía en jaque las opciones de las grandes eléctricas. Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa (ahora rebautizada como Naturgy) ya trataron de tumbar el concurso antes de la adjudicación, pero el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid desestimó los recursos de las grandes eléctricas.

Iberdrola, sin embargo, no se rinde. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán abre dos frentes legales con el objetivo, por un lado, de parar la ejecución de la adjudicación y, por otro, para dar de nuevo la batalla legal para tumbar todo el proceso de licitación desde su inicio.

Recurso contra la exclusión

Iberdrola formalizará esta semana ante el Juzgado de los Contencioso-Administrativo número 27 de Madrid la demanda contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de excluirla del proceso de licitación y contra la ejecución efectiva de la cesión a Holaluz y Nexus del servicio de suministro eléctrico, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso. Durante el proceso de licitación, el Ayuntamiento de Madrid ni siquiera abrió la oferta de Iberdrola para optar al concurso y quedó descalificada del concurso por no garantizar el suministro de electricidad de origen 100% renovable.

El pasado junio, la eléctrica ya presentó ante el mismo juzgado un escrito de interposición reclamando que se paralizara de manera cautelar la adjudicación del contrato de suministro de electricidad renovable para los edificios municipales y equipamientos del consistorio madrileño. Pero el tribunal denegó las medidas cautelares solicitadas.

En paralelo, Iberdrola pretende recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la decisión del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de dar por buenos los pliegos de la licitación del Ayuntamiento. Esto es, además de tratar de tumbar la adjudicación, la compañía intenta que se vuelva a estudiar la posibilidad de anular todo el proceso desde su inicio.

«Absurdo», «discriminatorio», «falso»

El concurso para suministrar luz a los edificios del Ayuntamiento fue realmente movido. Tras los recursos, Endesa finalmente no acudió al proceso de licitación y Gas Natural Fenosa lo hizo a través de una filial comercializadora que garantiza suministrar sólo electricidad renovable. Tanto Iberdrola como Endesa han creado posteriormente filiales comercializadoras con electricidad sólo renovable, precisamente para evitar futuros vetos en otras licitaciones públicas.

Iberdrola se quejó, en cualquier caso, de que la exigencia de que el 100% de la energía que comercialice la compañía sea renovable es una medida “absurda, discriminatoria y basada en un argumento falso”, ya que las comercializadoras pueden obtener certificados verdes para el suministro de una cantidad concreta de energía, pero no pueden garantizar que la electricidad de todos sus clientes sea renovable (dado que en la red eléctrica se vuelca la energía producida por todos los tipos de tecnologías).

Iberdrola subrayó tras la resolución del concurso que el año pasado suministro 24 veces más energía verde que el mayor adjudicatario del concurso del Ayuntamiento de Madrid, Holaluz, y hasta ocho veces más que el otro ganador del proceso, Nexus. Ahora tendrán que estudiar el caso los tribunales. Iberdrola suministra energía a más de 5.100 ayuntamientos en España y, de ellos, a más de 500 lo hace con energía verde certificada con garantía de origen.

Comentar ()