Economía

Musk inaugurará en Los Angeles el primer túnel del Hyperloop urbano

El fundador de Tesla o The Boring Company ha anunciado que la apertura oficial del trayecto será el próximo 10 de diciembre

El fundador de The Boring Company, Elon Musk, en un acto de la compañía. EFE

Elon Musk está un paso más cerca de cumplir su sueño de cambiar por completo el transporte urbano, la forma en la que nos movemos en las ciudades. Ansioso por acabar con el problema del tráfico, el sudafricano ha hecho realidad su promesa de construir un túnel que atraviese el centro de una ciudad para quitar coches de la superficie.

La elegida ha sido Los Angeles, cuyos habitantes tendrán una vía subterránea a partir del próximo 10 de diciembre, día en el que se inaugurará y en el que será gratis viajar para todo el mundo. La idea de Musk es aliviar los atascos de una ciudad en la que la concentración de vehículos es alarmante.

«Está casi terminado», explicaba Musk en un mensaje en su perfil oficial de Twitter, confirmando que se cortará la cinta «el 10 de diciembre». Su plan es que unas cápsulas viajen por debajo del asfalto con pasajeros en su interior, incluidos «viandantes y ciclistas, a los que se dará prioridad». Todo ello, con un coste para el pasajero «inferior a un billete de autobús».

La encargada de la construcción ha sido The Boring Company (literalmente, la compañía aburrida), el proyecto de Musk para desarrollar estás vías de circulación subterráneas.

Además de Los Angeles, donde estará el primero de estos túneles, Musk ya tiene un acuerdo con la ciudad de Chicago para unir el aeropuerto internacional O’Hare con el centro urbano, convirtiendo un trayecto en coche sin tráfico de más de 30 minutos en un corto desplazamiento de 12 minutos.

Con el apoyo del alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, The Boring Company ya ha puesto en marcha la construcción del trayecto, además de las dos estaciones, una en el aeropuerto y otra en el centro, con un presupuesto que está cifrado en los 1.000 millones de dólares, casi 870 millones de euros.

En principio, el coste de cada viaje será de entre 20 y 25 dólares por persona, y el viaje se realizará en cápsulas con capacidad para 16 viajeros que circulan sobre una suerte de railes para alcanzar velocidades de hasta 240 kilómetros por hora.

Del mismo modo, Musk ha recibido la «aprobación verbal» del Ejecutivo de Estados Unidos para iniciar la construcción de un túnel que una Washington y Nueva York, pasando por Baltimore y Philadelphia, y que conecte las cuatro ciudades por debajo de la tierra.

Así, el que desee ir desde la Gran Manzana hasta la capital del país tardará 29 minutos, frente a las más de cuatro horas, en el mejor de los casos, que tendría que invertir si hiciera el mismo trayecto en coche.

Como siempre, a estos proyectos que atraviesan varios estados y decenas de condados hay que ponerles una interrogación, ya que tienen que cumplir con varias legislaciones que pueden ser muy diferentes unas de otras. Eso sí, el primer paso para el transporte del futuro se dará el próximo 10 de diciembre.

Te puede interesar

Comentar ()