Economía

Tesla cierra “el mejor trimestre de la historia” y es rentable por primera vez en dos años

logo
Tesla cierra “el mejor trimestre de la historia” y es rentable por primera vez en dos años

Un Tesla Model X enchufado a un supercharger. EFE

Resumen:

Por primera vez en dos años, Tesla es rentable. La compañía presentó este miércoles los resultados del tercer trimestre del ejercicio fiscal 2018 con unos beneficios de 311 millones de dólares, casi 275 millones de euros, evitando las pérdidas que eran la norma desde el año 2016.

Tesla ingresó 6.800 millones de dólares, casi 6.000 millones de euros, doblando las cifras del mismo periodo del año pasado. “Ha sido un trimestre histórico para Tesla. El Model 3 atrae a consumidores de marcas premium y no premium, convirtiéndolo en un verdadero producto de masas”, ha explicado el CEO y fundador del fabricante, Elon Musk, en la conferencia con los inversores.

Este importante resultado para la compañía se debe atribuir a la buena marcha del Model 3, el vehículo más barato de Tesla con el que buscaban alcanzar unas ventas masivas. De momento, han conseguido aumentar la producción en casi un 100% fabricando tantos que el problema fue entregarlos, con los coches acumulados en el aparcamiento a las puertas de la planta de Fremont.

Sin embargo, este es un problema “fácil de resolver”, como ha explicado el propio Musk. “Es bastante más sencillo afrontar estas cuestiones que las que tienen que ver con la producción. Seguimos mejorando poco a poco para solucionar la situación”, afirmaba.

En los últimos tres meses Tesla ha conseguido entregar 83.775 coches, de los que 56.065 han sido Model 3. Esto no significa que hayan fabricado exactamente ese número, pues Tesla sólo da un vehículo por terminado cuando su dueño ya tiene las llaves en la mano.

Mejores márgenes

La fabricación del Model 3 llevó a Tesla “al infierno”, tal y como ha afirmado Musk en alguna ocasión. Las líneas de producción no estaban preparadas y eso ha dado decenas de quebraderos de cabeza al CEO de la compañía, que ha confirmado que ha dormido en varias ocasiones en la planta de Fremont y que pasaba en el trabajo más de 100 horas a la semana.

Pese a todos los problemas, los niveles de producción actuales son positivos para la empresa. Cada Model 3 deja un margen de beneficios del 20% para la compañía, en un momento en el que han conseguido reducir en un 30% las horas de trabajo que requiere cada unidad.

“El foco debe estar ahora en la sostenibilidad. Tenemos un buen número de razones para creer que es posible que la rentabilidad se mantenga en el largo plazo”, han afirmado los analistas de Nomura, que consideran que Tesla “todavía puede maximizar las eficiencias operativas y reducir los costes del Model 3”.

Los buenos resultados también se han notado en la caja de Tesla. Las reservas de capital de la compañía aumentaron en casi 1.000 millones de dólares, poco más de 875 millones de euros, de capital orgánico en los tres últimos meses, después de que se redujeran en casi 740 millones de dólares, 650 millones de euros, en el trimestre anterior.

Eso ha provocado que la caja fuerte de Tesla en su cuartel general de Palo Alto, en California, acumule ya 3.000 millones de dólares, 2.635 millones de euros, y que haya aumentado por primera vez en un año.

Los problemas, todavía ahí

No todo es de color de rosa para Tesla. La compañía ha logrado alcanzar la rentabilidad, pero lo ha hecho a un alto precio que ahora tendrá que pagar. Para mantener en marcha las nuevas líneas de producción y todos sus proyectos, Musk tuvo que recurrir a los mercados para conseguir financiación, y lo hizo emitiendo deuda.

Así, los libros del fabricante de coches eléctricos dicen que el nivel de deuda roza los 10.000 millones de dólares, casi 9.000 millones de euros, y que el 10% vence en menos de seis meses. Todo eso mientras las preparaciones para las nuevas plantas de producción en China y Europa siguen adelante.

El Gobierno de Estados Unidos tampoco está ayudando a Tesla. Hasta ahora existía una rebaja de 7.500 dólares, casi 6.600 euros, al comprar un Tesla, una suerte de ayuda fiscal a la hora de afrontar la compra de un vehículo libre de emisiones y que respeta el medio ambiente. Esta ventaja ya no existe.

Sin embargo, Musk ha explicado que no ha sido un problema. Hay prácticamente 500.000 reservas del Model 3, de compradores que ya han abonado 1.000 dólares como adelanto años antes de recibir el vehículo, y muchas de ellas se han visto afectadas. Ahora, esos conductores tendrán que pagar 7.500 dólares con los que no contaban, lo que ha provocado que “un 20% de ellos”, según Musk, hayan retirado su reserva. “De momento los números se mantienen fuertes”, ha afirmado el director financiero de Tesla, Deepak Ahuja.

Tampoco es beneficioso, a ojos de los inversores, el conflicto que Musk mantiene con la SEC, el organismo regulador de Wall Street. Ambas partes llegaron a un acuerdo para que la SEC retirara los cargos contra Musk, obligándole a pagar 40 millones de dólares, 35 millones de euros, y a dejar el cargo de presidente, aunque pudo mantener el de CEO.

Tesla tiene hasta el final de 2018 para encontrar un nuevo presidente, que debe ser independiente y no puede salir de una junta directiva en la que, además, han entrado nuevos miembros para realizar un mejor control de las decisiones que toma el sudafricano.

Alegría bursátil

Problemas o no, el mercado ha acogido con alegría los resultados de Tesla. Las acciones de la compañía se disparaban hasta un 15% a cierre de mercado, si bien se relajaban con la apertura de la negociación hasta el entorno de los seis puntos.

Así, cada acción de Tesla rebasaba ya la barrera de los 300 dólares, quedándose en el entorno de los 306 dólares y llevando la capitalización hasta más allá de los 52.000 millones de dólares, poco más de 45.000 millones de euros.

En apenas tres días Tesla se ha recuperado de la debilidad bursátil para anotarse un crecimiento del 20%, aunque entidades como Nomura todavía mantienen una recomendación de compra neutral a la espera de la próxima presentación de resultados.