Economía | Empresas

La CNMC exige que las nuevas renovables no reciban ayudas: “Estamos cansados de pagar”

Marín Quemada pide al Gobierno que las nuevas energías limpias lleguen “sin impuesto al sol, pero también sin subvención al sol”. "Las primas pertenecen al pasado, pero las vamos a pagar durante años", sostiene sobre los excesos anteriores.

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. ep

El Gobierno quiere poner a España a la cabeza en renovables y colocarnos como uno de los países que más contribuyan al objetivo de la Unión Europea de expansión de las energías limpias durante la próxima década.

El Ejecutivo va más allá de los objetivos que se ha marcado la UE y apuesta por llegar a 2030 con un 35% de renovables en el consumo de energía final y un 70% de generación renovable en el sector eléctrico, al tiempo que se marca un sistema eléctrico 100% renovable en 2050.

Según las estimaciones del Ministerio para la Transición Ecológica, España tendrá que afrontar la instalación de nuevas renovables con una potencia de entre 50.000 y 60.000 megavatios (MW) hasta 2030, a razón de entre 5.000 y 6.000 MW cada año durante una década.

Una expansión que el Gobierno pretende impulsar con “nuevos instrumentos para el fomento” de estas energías y que también se articulará con subastas anuales de nueva potencia renovable que tendrán algún tipo de respaldo público, según el borrador de anteproyecto de Ley de Cambio Climático que envío el Ejecutivo a los grupos parlamentarios para empezar a trabajar sobre su contenido.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) reclama que las nuevas renovables no tengan ningún tipo de ayuda y que compitan en igualdad de condiciones –sólo por eficiencia y coste- con el resto de tecnologías en el mercado eléctrico. Y lo hace con dureza.

“Hoy podemos tener nuevas renovables sin primas. Estamos escarmentados de hacer pruebas y seguramente también casados de pagar”, ha sentenciado el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, durante su intervención en el XIII Encuentro del Sector Eléctrico organizado por el diario Expansión.

Marín Quemada ha pedido al Ejecutivo que las nuevas renovables lleguen “sin impuesto al sol”, ha dicho en referencia al recargo al autoconsumo abolido por el Gobierno de Pedro Sánchez, “pero también sin subvenciones al sol”, ha advertido. “Comprendo que haya a quien le moleste, ¿pero es tan raro decir estas cosas?”.

“Las primas pertenecen al pasado, pero las vamos a ver todos los meses” en la factura de la luz que pagan todos los consumidores, ha subrayado el presidente del regulador. Y es que las primas a las renovables llegaron alcanzar los 9.000 millones al año en su punto culmen, y actualmente “siguen siendo unos 7.000 millones nada menos”. “Las primas son cosas del pasado, pero las vamos a pagar durante años”.

Comentar ()