Economía

El iPhone pierde su habitual fortaleza: se venden un 15% menos que hace un año

Las ventas de Apple en la campaña de Navidad han caído por primera vez desde el año 2001

logo
El iPhone pierde su habitual fortaleza: se venden un 15% menos que hace un año

Fachada de la tienda de Apple en Tokio. EFE

Resumen:

Tradicionalmente, el primer trimestre de su ejercicio fiscal, que siempre corresponde al periodo navideño, es el más fuerte del año para Apple. Los récords de ventas se sucedían año tras año. Hasta ahora. Por primera vez desde el año 2001, el gigante estadounidense ha visto como sus ingresos caían en esos tres meses de tradicional fortaleza.

El descenso, sin embargo, no ha sido tan duro como se esperaba. El mercado ya había castigado el aviso de la rebaja en las previsiones de ingresos que Apple publicó el pasado 2 de enero, con un descalabro del 10% en los títulos de la que, no hace mucho, era la mayor compañía por capitalización.

Ese enfriamiento en las ventas, por tanto, estaba descontado. Así, los inversores han devuelto un porcentaje de ese retroceso con un repunte que ha tocado los seis puntos básicos en el periodo de negociación after hours, impulsando el precio por acción hasta rozar los 164 dólares.

Es cierto que Apple vende menos iPhone, pero también que el resto de sus productos ha dado un paso adelante para ayudar a compensar la caída en ventas del teléfono. Pese a que ya no desglosa las cifras específicas por dispositivo, el fabricante sí que ha confirmado que ha vendido un 15% menos de smartphones que el año pasado en el mismo periodo.

Así, los ingresos en este primer ejercicio fiscal han alcanzado los 84.300 millones de dólares, casi 74.000 millones de euros, cinco puntos porcentuales menos que hace 12 meses. Ese descenso corresponde en su totalidad a China, donde las ventas han caído en más de 5.000 millones de dólares, casi 4.400 millones de euros, tal y como ha confirmado el CEO de Apple, Tim Cook, en su conversación con los analistas.

“Nuestros usuarios están manteniendo sus iPhone durante más tiempo que antes. Cuando combinas eso con los factores macroeconómicos de los mercados emergentes, te sale una caída en las ventas del teléfono del 15%”, explicaba Cook.

Pese a que se han vendido menos, lo cierto es que cada vez hay más teléfonos con la manzanita en el reverso. Según el jefe financiero de Apple, Luca Maestra, en todo el mundo hay más de 900 millones de unidades activas, 75 millones más que hace un año. Es la primera vez que desde la compañía se facilita un dato así, aunque Maestra ha asegurado que actualizarán la cifra más a menudo.

Servicios y ‘wearables’

Esa caída en ventas del producto franquicia no ha sigo tan importante como parecía por la fortaleza de lo que Apple califica como “servicios”. Esta división ha aumentado sus ingresos un 19% respecto al mismo periodo del año pasado, y en la compañía ya vaticinan que, para 2023, la facturación de esta parcela alcanzará los 100.000 millones de dólares, casi 87.500 millones de euros.

También ganan terreno los wearables, los dispositivos vestibles que le están regalando muchas alegrías a Apple. Pese a debutar con dudas, el Apple Watch es todo un éxito, y ya es el reloj más vendido del mundo, sobre todo gracias a una última generación en la que la compañía ha conseguido desarrollar un producto redondo.

Dentro de esa misma división están también complementos como los AirPods, que pese a que todavía no tienen una segunda generación siguen demostrando su popularidad, los auriculares Beats o el asistente inteligente HomePod.

Así, esta división ingresó 7.310 millones de dólares, casi 6.400 millones de euros, según las estimaciones de los analistas, que consideran que las facturación del iPhone se fue hasta los 51.980 millones de dólares, casi 45.500 millones de euros.