Economía

País Vasco se une a Cataluña y establece la precontratación para los servicios VTC

logo
País Vasco se une a Cataluña y establece la precontratación para los servicios VTC

Concentración de taxistas en Bilbao. EFE

Resumen:

Los taxistas de Cataluña no son los únicos que tendrán ventajas frente a la competencia que suponen los servicios VTC. País Vasco, como ya hiciera la Generalitat, ha anunciado que los coches que funcionen con estas licencias tendrán que solicitarse con una hora de antelación.

Así lo han decidido los representantes del Gobierno Vasco, que han anunciado su decisión tras mantener una reunión con representantes de la Federación Vasca del Taxi y los de las VTC, en un encuentro que ha tenido lugar en la mañana de este martes en Vitoria.

Todas las partes han acordado avanzar en lo que será la nueva regulación en País Vasco, después de que tanto taxistas como VTC decidieran no protagonizar enfrentamientos como sí está ocurriendo en Madrid o ha sucedido en Barcelona.

De esta manera, la precontratación temporal, otrora gran aspiración del gremio en la capital, se establece en una hora, salvo casos que supongan “circunstancias especiales” como son los accidentes, las asistencias en carretera o las urgencias.

Los coches que operen con una licencia VTC tampoco podrán circular por las vías públicas en busca de viajeros, algo que siempre han defendido que no ocurre pese a las acusaciones de los taxistas, y la geolocalización de los vehículos sólo estará disponible para la empresa y no para los clientes. El sector del taxi en País Vasco se anota así una victoria a través de la negociación, algo que no han conseguido sus colegas madrileños.

A cierre del mes de enero en País Vasco había apenas 96 licencias VTC, frente a los 2.137 taxis que circulan por las carreteras de la región. La proporción es, por tanto, de 22 licencias de taxi por cada permiso VTC, una cuota cercana al 1/30 que siempre han defendido desde el sector del taxi.

“Voluntad constructiva”

La directora de Planificación de Transporte del Gobierno Vasco, Janire Bijueska, ha calificado de “triunfo” el acuerdo, y ha señalado la “voluntad constructiva” y de “evitar cualquier confrontación” de las partes.

La facilidad ha estado en que ni Uber ni Cabify operan en las ciudades vascas, aunque sí que sus representantes habían solicitado una reunión con el Ejecutivo regional para dejar clara su postura. Son, por tanto, los tradicionales servicios VTC de transporte los que sí se verán afectados por esta norma, si bien la mayoría ya funcionaba con contratación previa.

Los puntos consensuados este martes se suman al acuerdo alcanzado el pasado diciembre para que los VTC lleven una pegatina de color verde en el parabrisas y en la luna trasera que los identifique, de manera que se prevendrá el intrusismo y se favorecerá la inspección y control de la actividad, algo que ya sucede también, por ejemplo, en Madrid.

El Gobierno del País Vasco también ha confirmado que hay 264 peticiones para obtener una licencia VTC, aunque consideran que es “casi imposible” que alguna de ellas se conceda dado que la proporción se encuentra por debajo de la marcada por la ley.