Economía | Empresas

El presidente de Endesa: de abogado de Conde a consejero de un accionista de Iberdrola

El prestigioso jurista Juan Sánchez-Calero será nombrado presidente de Endesa el próximo abril, en sustitución de Borja Prado.

logo
El presidente de Endesa: de abogado de Conde a consejero de un accionista de Iberdrola
Sede de Endesa en Madrid.

Sede de Endesa en Madrid. EFE

Resumen:

Endesa ha elegido a un jurista discreto como nuevo presidente. El relevo de Borja Prado, que dejará el cargo diez años después el próximo abril, será el abogado Juan Sánchez-Calero, al que muchos califican de auténtica eminencia en derecho mercantil y un experto en gobierno corporativo.

Sánchez-Calero no retendrá las funciones ejecutivas que tenía el hasta ahora presidente de la eléctrica. La italiana Enel, principal accionista de Endesa con un 70,1% del capital, ha decidido reorganizar las funciones de la cúpula y se dispone a entregar todo el poder ejecutivo al consejero delegado del la compañía, José Bogas.

Juan Sánchez-Calero, futuro presidente de Endesa.

Juan Sánchez-Calero, futuro presidente de Endesa.

El nuevo presidente será no ejecutivo, al estilo del chairman que se estila en las corporaciones anglosajonas.  Un modelo que es la antítesis al  de los grandes rivales de la propia Endesa, con tanto Iberdrola como Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) unificando el cargo de presidente y consejero delegado en Ignacio Sánchez Galán y Francisco Reynés, respectivamente.

Catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Complutense de Madrid, Sánchez-Calero está considerado como uno de los expertos españoles más reconocidos en este campo, especialmente en derecho mercantil societario, mercados financieros y buen gobierno corporativo.

Enel ha optado por un perfil discreto, simplemente institucional, para ocupar esa presidencia no ejecutiva. Un experto en buen gobierno, con amplia trayectoria docente internacional, autor de múltiples manuales de referencia en el derecho, participante en labores prelegislativas como la s normas sobre opas o el nuevo Código Mercantil, árbitro en procesos nacionales e internacionales… Según varias fuentes ligadas al sector jurídico, Sánchez-Calero se trata de una eminencia en su campo.

El futuro presidente de Endesa acumula una amplia experiencia profesional como abogado desde los ochenta (empezó a ejercer en 1983). Cabeza visible de un bufete que lleva su nombre, Sánchez-Calero consiguió relevancia pública como abogado defensor de Mario Conde en el denominado caso Banesto y de algunas de sus piezas separadas aledañas, en el que se juzgaba al ex banquero por el agujero de más de 600.000 millones de pesetas que su gestión dejó en la entidad y por varios delitos societarios.

Además de su función como gestor de sus propias sociedades Estudio Jurídico Sánchez Calero e Inversiones Buen Suceso, Sánchez-Calero fue durante siete años, entre 2007 y 2014, miembro del consejo de Bancaja Inversiones, que pasó a denominarse BFA Participaciones Cotizadas tras la fusión de la entidad castellonense con Caja Madrid para crear Bankia.

Ambas sociedades, la original y su heredera, eran accionistas del gran rival de Endesa. La filial de Bancaja y luego la filial de BFA controlaban una participación accionarial en Iberdrola que llegó a superar el 6% -lo que le convertía en cuarto mayor accionista- y tuvieron un asiento en el consejo de administración de la eléctrica. BFA, matriz de Bankia, se desprendió de sus participaciones accionariales tras su nacionalización y vendió su paquete en Iberdrola en 2014.

Un CEO con poder y un presidente institucional

Tras meses de suspicacias por el silencio de Enel sobre si renovaría en el cargo a Borja Prado –el mandato del directivo expira en abril-, el grupo italiano confirmó su intención de prescindir  de sus servicios justificando el movimiento en criterios “buen gobierno corporativo”. En Italia es común que las compañías no permitan que sus presidentes y consejeros delegados sean reelegidos por más de dos mandatos, y quiere ahora trasladar esa práctica o una similar a su filial española. Enel es un grupo semipúblico, cuyo principal accionista es el Estado italiano con un 23% de las acciones.

“El día a día de Endesa lo va a llevar Pepe Bogas, y se ha buscado un perfil de un jurista reputado en buen gobierno para que sea el presidente. Es un modelo muy anglosajón y que encanta a los inversores internacionales. Su papel será, como presidente del consejo de administración, velar porque no se cometan incorrecciones en la gestión precisamente porque su propio prestigio va en ello”, explican fuentes del sector. “Que Sánchez-Calero no tenga un perfil mediático ha sido otra de las claves para su elección”.

El resto del consejo de la eléctrica no sufrirá cambios, ya que la propuesta que se trasladará a los accionistas para la próxima junta pasa por la reelección de los cuatro miembros cuyos mandatos expiraban: los independientes Helena Revoredo, Ignacio Garralda y Francisco de Lacerda, y el dominical, en representación de Enel, Alberto de Paoli. Con los cambios, el consejo de administración de Endesa estará integrado por una mayoría de miembros independientes (seis), frente a los cuatro dominicales de Enel y el consejero ejecutivo que es Bogas.