Economía | Empresas PIDE BAJAR EL RECIBO DE LUZ RECORTANDO CARGOS QUE SOPORTA

Endesa pide pasar parte de las ayudas de las renovables también al precio de la gasolina

La eléctrica reactiva la batalla sobre quién paga la expansión de las energías verdes a las puertas del boom de la transición energética.

logo
Endesa pide pasar parte de las ayudas de las renovables también al precio de la gasolina
El consejero delegado de Endesa, José Bogas, y el hasta ahora presidente, Borja Prado.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, y el hasta ahora presidente, Borja Prado. ep

Resumen:

Endesa ha mostrado su “apoyo sin fisuras” al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, la hoja de ruta diseñada por el Gobierno de Sánchez para impulsar una revolución energética hasta 2030 basada en un boom de renovables y en el recorte de las emisiones de CO2 para cumplir los compromisos ambientales internacionales contra el cambio climático.

Un apoyo ratificado con fuerza por el hasta ahora presidente de Endesa, Borja Prado, que este viernes deja el grupo tras diez años al frente; y también por el nuevo hombre fuerte de la compañía, José Bogas, que concentrará como consejero delegado todo el poder ejecutivo del grupo. Apoyo de la expansión de las renovables y al tiempo, al cierre progresivo de las centrales nucleares y las de carbón.

Sin embargo, Endesa ha aprovechado su junta de accionistas para reclamar cambios estructurales para hacer posibles esos objetivos. Y es para conseguir la progresiva electrificación de la economía, Endesa pide rediseñar la propia tarifa eléctrica para conseguir rebajar su precio.

“Las tarirfas eléctricas españolas se encuentran entre las más elevadas de Europa”, ha proclamado Bogas. “Y esto es así, fundamentalmente, porque casi la mitad de su importe se debe a sobrecostes de política energética e impuestos que nada tienen que ver con el estricto coste del suministro eléctrico”, y que concentran casi la mitad del precio final que se traslada a la factura. Con ello, la electricidad podría competir mejor con otras energías como el gas o el petróleo.

Por un lado, el consejero delegado ha solicitado un nuevo diseño de la factura para favorecer el consumo nocturno, las horas del día en que la energía es más barata y las redes eléctricas se encuentran ociosas. Y, por otro, “eliminar progresivamente o reducir sustancialmente los costes ajenos al suministro eléctrico” que pesan sobre las tarifas de luz.

En este sentido, Endesa ha aprovechado para reactivar una batalla histórica por parte de las grandes compañías eléctricas. Y es que, entre esos costes ajenos al suministro que pide recortar el grupo, Endesa incluye las ayudas a las energías renovables y que este año cargarán unos 7.000 millones de euros que van al recibo de luz que pagan todos los consumidores.

La exigencia de Endesa pasa por “repartir entre todos los consumos energéticos los costes de las primas a renovables y a la cogeneración que actualmente solo soportan los consumidores eléctricos”. “La promoción de las renovables y la cogenenración supone un esfuerzo de política energético nacional que debe ser sostenido, en buena lógica, por todos los consumos energéticos”.

Bogas no ha mencionado explícitamente a qué otros consumos energéticos se refiere, pero tradicionalmente la petición era la de trasladar parte del coste de las subvenciones a las renovables que se carga en el recibo de luz y pasarlo a la factura del gas o al precio de cada litro de gasolina o de diésel. Fuentes del sector amplían la lista de posibles paganos e incluyen a los generadores de electricidad que solo producen pero no comercializan su electricidad directamente con el cliente final.