Economía | Empresas El concurso ronda los 1.200 millones de euros

CNMC pide trocear más el ‘megacontrato’ de viajes del Imserso ante la “nula” competencia

El supervisor reclama rediseñar los lotes para evitar la actual “poco o nula concurrencia” en el concurso para gestionar casi un millón de viajes para pensionistas. Globalia y Barceló gestionan todo o parte del programa desde hace más de dos décadas.

logo
CNMC pide trocear más el ‘megacontrato’ de viajes del Imserso ante la “nula” competencia
Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso.

Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso. Europa Press

Resumen:

El de los viajes del Imserso es uno de los grandes contratos públicos. Un auténtico tesoro de casi 1.200 millones de euros por gestionar durante dos años –con opción de otros dos- los 900.000 viajes subvencionados para pensionistas. De los casi 1.200 millones, el 20% los aporta el propio Imserso con fondos públicos y el 80% restante corre a cargo de los propios viajeros.

En medio de las quejas del sector hotelero por el retraso acumulado, el Gobierno ultima el concurso para la adjudicación de un nuevo programa de turismo social. El concurso se divide en tres lotes: uno que concentra los viajes de Canarias y Baleares, el más jugoso para las empresas que opten a gestionarlo; otro con viajes a la costa peninsular; y un tercero con traslados a destinos de interior.

El Ministerio de Sanidad ha sometido a consulta de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) por primera vez en más de dos décadas de historia del programa. Y el resultado es que el supervisor reclama cambios profundos en el diseño del concurso para que haya competencia real entre empresas y con ello se consiga mayor eficiencia económica.

La CNMC ha publicado un duro informe en el que denuncia  la “poco o nula concurrencia” en los sucesivos concursos públicos de los viajes del Imserso y subraya que “un operador ha resultado adjudicatario del contrato de manera sucesiva” desde su creación. El operador que siempre ha gestionado todo o parte Mundosenior, actualmente participado a partes iguales por Globalia y Barceló (y hace unos años también por las desaparecidas Marsans y Orizonia). Sólo en 2015 otra empresa –la unión de Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7- resultó adjudicataria de uno de los lotes.

Ante esta situación la CNMC reclama ahora al Gobierno que rediseñe los lotes para que no engloben todos los ervicios de manera centralizada (comercialización de los viajes, alojamiento, transporte, asistencia sanitaria, seguros y animación socio cultural). “Se ha constatado que esta fórmula no ha favorecido la concurrencia”, alerta el supervisor, y por eso recomienda trocear más el megacontrato para aumentar la competencia.

En paralelo, el supervisor recuerda que en 2000 el antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia ya sancionó con multas de entre 720.000 y 1,2 millones de euros a Globalia, Barceló, Marsans y Viajes Iberia por presentar ofertas idénticas al concurso público de viajes del Imserso con el objetivo de explotarlo conjuntamente cualquiera que fuera el resultado de la licitación. En 2016 la CNMC sancionó de nuevo con 1,8 millones a Globalia y Barceló por continuar con esas prácticas, aunque la multa fue anulada por la Audiencia Nacional.

“Con los precedentes sancionadores por conductas anticompetitivas en el marco de convocatorias pasadas, se recomienda mantener especial sensibilidad en futuros concursos”, advierte la CNMC, que va más allá y amenaza a los que estén tentados a recurrir a esas prácticas: “Debe tenerse presente que la ley de contratos prevé mecanismos como las prohibición de contratar por falseamiento de la competencia”.

Entre otros aspectos, la CNMC también recomienda que el Gobierno valore las ofertas recibidas dando “mayor preso a la variable precio”, y rebajar la importancia de otros criterios vinculadas a la calidad de la oferta, al tiempo que pide justificar de manera más exacta cómo se determinan los precios unitarios que sirven para calcular el presupuesto de la licitación y una mayor justificación de los costes previstos del programa.

Comentar ()